Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristiano se enfrenta a una posible sanción de 4 a 12 partidos de suspensión

logotipo de Goal.com Goal.com 13-08-2017

El Real Madrid salió del Camp Nou con media Supercopa en el bolsillo tras el claro 1-3 ante el Barcelona. Pero también volvió a Madrid con un problema en su expedición: la expulsión de Cristiano Ronaldo y el posterior empujón al árbitro De Burgos Bengoetxea. O mejor dicho, la expulsión podría ser recurrible, dado que la segunda amonestación parece fruto de una mala interpretación del colegiado. Pero el claro empujón posterior es motivo de sanción. Y de sanción por falta grave, según el código disciplinario de la Federación Española.

BARCELONA - REAL MADRID: 30 COSAS QUE NO SABÍAS DEL CLÁSICO

El colegiado De Burgos Bengoetxea reflejó en el acta que Ronaldo vio la segunda amarilla por “simular haber sido objeto de infracción”. Y luego añadió también: “una vez mostrada la tarjeta roja, dicho jugador me empujó levemente en señal de disconformidad”.

© Proporcionado por Goal.com

Conforme a lo redactado en el acta, el Comité de Competición podría entender la falta de Cristiano Ronaldo como una falta grave, encuadrada dentro del siguiente marco: “violencia leve hacia los árbitros”. Se entiende como “violencia leve hacia los árbitros” los siguientes supuestos: “Agarrar, empujar o zarandear, o producirse, en general, mediante otras actitudes hacia los árbitros que, por sólo ser levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”. Y además, si se entiende como una falta grave, los partidos de suspensión no sólo se deben cumplir en la Supercopa, sino también en el resto de competiciones, por orden temporal. Esto es, que se perdería el inicio de la Liga en ese extremo.

EL REAL MADRID JUEGA DE AZUL TURQUESA ANTE EL BARCELONA

Existe un precedente bastante similar en el tiempo, que es el del ‘Cholo’ Simeone durante la Supercopa 2014, precisamente ante el Real Madrid. El técnico rojiblanco fue expulsado por reclamar al árbitro y le dio dos collejas al cuarto árbitro, además de aplaudirle en tono irónico. Le cayeron ocho partidos de sanción en total: cuatro por las collejas, uno por los aplausos, otro por quedarse en la grada tras ser expulsado y otros dos por la propia expulsión en sí.

Ahora Cristiano Ronaldo deberá esperar a que el Comité de Competición se reúna para valorar su acción conforme la redacción del acta y decida la sanción que le será impuesta. Pero lo cierto es que parece muy probable que se enfrente a un mínimo de cuatro partidos de suspensión sólo por el empujón.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon