Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuando Higuaín era el Pipita que jugaba a la computadora

Goal.com Goal.com 15-11-2016
© Proporcionado por Goal.com

Antes que "traidor" por haberse ido de Napoli a Juventus a cambio de 90 millones de euros, antes de errar goles esos goles aguijones contra Chile (x2) y Alemania, antes de ser vendido a Real Madrid a los 19 años con apenas 32 partidos y 13 goles en la Primera de River, antes de hacerle dos golazos a Boca. Antes, mucho antes, el 10 de diciembre de 1987, en Brest, al noroeste de Francia, nacía Gonzalo Gerardo Higuaín, el tercero de los cuatro hijos Jorge y Nancy. El delantero de Juventus es uno de los protagonistas del Goal 50 después de otra temporada brillante.

Historia del Pipita. Cuando, hasta ese momento, era el "hijo de"...

La partida de nacimiento del Pipita dice Francia estrictamente por la temporada que papá Pipa jugó en el Stade Brestois 29 (hoy en la Ligue 2). Su infancia, niñez y adolescencia fueron en Buenos Aires, siempre con una pelota cerca y el arco a la vista. "Cuando nació, sabía que sería un jugador especial", le contó el Pipa a Goal. "Solía decirle a mi mujer: 'Gonzalo va a jugar poco tiempo en Argentina'".

El baby fútbol, como a tantos, lo formó hasta que, a los 10, llegó a las Inferiores de River junto con su hermano Federico (hoy en Columbus Crew, de la MLS), tres años mayor.

¿Cómo era Gonzalito? "Un muchacho tranquilo, educado y trabajador", lo definió Jorge, ex San Lorenzo, Boca y River, entre otros. Un pibe sin crisis vocacional: "Desde que se levantaba hasta que se iba a la cama, jugaba al fútbol".

Aunque Jorge y Nancy -artista, hija del boxeador Santos Zacarías- nunca los influenciaron para que sean futbolistas, no hubo caso: Gonzalo, al igual Federico y Nicolás (de corta carrera y convertido en agente de sus hermanos menores), también se puso los cortos.

Responsable, buen alumno, sólo se sacaba los botines para jugar a la computadora. "¿Querés dedicarte al fútbol? Está bien, primero tenés que estudiar". Ahora lo estudian a él.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon