Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De la piscina al hat-trick: Celtic, un rival especial para Neymar

logotipo de Goal.com Goal.com 12-09-2017

El Paris Saint-Germain empieza su camino en la Champions League visitando este martes al Celtic. El conjunto de Glasgow es un rival especial para Neymar Jr., que vivió sensaciones bien distintas contra los escoceses cuando daba sus primeros pasos como futbolista del Barcelona.

En los últimos meses de 2013, el coste de su fichaje procedente del Santos todavía no se había convertido en portada de todos los diarios de España. El misterio pasaba por saber si aquel joven que deslumbraba en América iba a poder demostrar su talento en Europa. En la Ciudad Condal no se conocía el 'caso Neymar' y el polo pistacho del 'Tata' Martino era el tema de moda.

¿PISCINERO? EN ESCOCIA

El 1 de octubre de aquel año, el Barça visitaba al Celtic por la segunda jornada de la Fase de Grupos de la Liga de Campeones. Con Messi lesionado, Neymar aparecía como una de las cartas ganadoras para los catalanes en Escocia. El brasileño sería de los más activos de su equipo e iniciaría la jugada del 0-1 definitivo, firmado por Cesc Fábregas. Sin embargo, aquel encuentro iba a 'regalarle' a 'Ney' el mote de 'piscinero'.

© Proporcionado por Goal.com

Cuando el partido estaba empatado y con más de media hora por jugarse, el exsantista recibió una falta de Scott Brown en el centro del campo que terminó con la expulsión del capitán del Celtic. El árbitro castigó con tarjeta roja una leve patada del escocés sobre Neymar, que seguía doliéndose en el suelo.

Tras el compromiso, el entonces entrenador del equipo británico, Neil Lennon, acusó al barcelonista de hacer teatro y de provocar la expulsión de Brown. El propio jugador verdiblanco señalaría más tarde: "No hubo mucho contacto, en absoluto, para ser honesto. Pero tengo que aceptar la responsabilidad de mis acciones y lo hago".

Sólo Neymar sabía si se trataba de una sobreactuación o no, pero aquella jugada avivó el debate en España (ya existía) sobre sus presuntas simulaciones. Cinco días más tarde, él fue el mejor jugador en la victoria del Barça sobre el Levante, encuentro en el que reclamó dos penaltis. Juan Ignacio Martínez, entonces técnico del equipo valenciano, elogió al futbolista brasileño pero insinuó que exageraba sus caídas. "Es un magnífico jugador. Sólo tiene un defecto y lo saben ustedes. Lo dejo ahí", afirmaría en rueda de prensa.

Más críticas recibiría Neymar en ese mismo mes de octubre, ahora de parte de José Mourinho: "En la Champions existe la cultura del piscinazo. Se vio con los incidentes en Glasgow y en Amsterdam. Estas acciones me entristecen y me preocupan porque yo también compito en la Liga de Campeones. Jurgen Klopp fue sancionado con dos partidos por hablar con el árbitro. ¿Qué hay de Neymar o Balotelli? Yo no soy nadie, solo doy mi pequeña opinión. Si no se hace algo, la próxima semana lo harán de nuevo".

GOLEADOR EN BARCELONA

Con el recuerdo de Glasgow fresco, Neymar tendría revancha en el Camp Nou el 1 de diciembre. El crack blaugrana llegaba al último partido de la fase de grupos sin saber lo que era marcar en la máxima competición continental, pero aquella noche sería suya: el Barça ganaría 6-1 al Celtic con tres goles del '11' en apenas 14 minutos.

Neymar, que había asistido a Alexis Sánchez en el 2-0, puso el 3-0 para estrenarse como goleador en Europa en el '44, con una diana servida por Martín Montoya y fruto del tiki-taka culé. Cuatro minutos iban de la segunda parte cuando el joven sudamericano firmó el segundo de su cuenta personal, el 4-0 de su equipo, tras una pared con Xavi que incluyó un taconazo. El 5-0 también fue suyo en el '58, después de una fantasía 'made in Neymar' dentro del área. En menos de un cuarto de hora, el brasileño había saltado de la piscina al hat-trick.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon