Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dejemos atrás la mentira del "equipo B" de Alemania

logotipo de Goal.com Goal.com 01-07-2017

OPINIÓN

Joachim Löw tiene más o menos claro el equipo que lanzará al terreno de juego del Krestovsky en Saint Petersburg. Para jugar la final contra Chile, los elegidos son Marc-André Ter Stegen, Matthias Ginter, Antonio Rüdiger, Niklas Süle, Joshua Kimmich, Sebastian Rudy, Leon Goretzka, Jonas Hector, Lars Stindl, Julian Draxler y Timo Werner. Pura categoría.

Paremos con la mentira del supuesto "equipo B" de Alemania.

En algún momento de su carrera, el gigante meta nacido en Mönchengladbach y con presente en Barcelona relevará a Manuel Neuer y se quedará con la 1 de Die Mannschaft. Tiene los reflejos, tiene la visión de campo y, sobre todo, sabe de sobra cómo competir al primer nivel. No fue al azar que su primera titularidad en la Bundesliga, con el Borussia, se produjera a los 19 años. No paró desde ahí.

Sin la prestancia y la clase de Jerome Boateng, Benedikt Höwedes y Mats Hummels, que los ha caracterizado a lo largo de su vasta carrera con Alemania, la zaga de la Confederaciones es quizás el punto más bajo en cuanto a jerarquía. Por lo mismo, Löw ha dudado durante la competencia y también le dio minutos a Marvin Plattenhardt y a Joshua Kimmich en la última línea, aunque este último parece proyectarse mejor como el que hará los recorridos por la banda derecha.

No está Toni Kroos. Tampoco Mesut Özil. Ni Sami Khedira. O Ilkay Gundogan, y en menor medida André Schürrle y Mario Götze, hoy toda una incógnita debido a su condición física. A priori, bajas de peso. En la realidad, ninguno es demasiado extrañado.

© Proporcionado por Goal.com

Grafico. Rudy se come el mediocampo como pocos, lo acaba de adquirir Bayern Münich y tiene un año para ganarse un lugar en el equipo que volverá a Rusia en junio de 2018. Goretzka demostró sus cualidades goleadoras ante México, deslumbra con su calidad técnica y es uno de los estandartes de la renovación alemana, porque otros cracks de la talla de Serge Gnabry y Max Meyer estuvieron hasta ayer en Polonia ¡y levantaron la Eurocopa Sub 21! No hay dudas: son la potencia número uno.

Para armar esta convocatoria, Löw consideró dos factores: los consolidados pueden descansar, los que quieren su lugar deben esforzarse el doble para entrar. Hasta aquí, cumplieron.

En el ataque, ese que llega al partido decisivo con un promedio de 2.75 goles por partido, cuenta con tres hombres de una flexibilidad tremenda (y dos que se visten de delanteros): Stindl y Werner son hombres gol. Apuntan a su objetivo y le dan con la derecha, su pierna hábil. Siempre lo intentan y aciertan bastante. Libre corre Draxler, el apetecido por todos que fue convencido por los millones del PSG. En Rusia es el capitán y nadie lo saca del once en las Eliminatorias. Kimmich y Hector llegan a línea de fondo sin problemas y suelen sacar el centro gol. Ambos cuentan con un físico acorde a la exigencia y también son fijos en el equipo titular.

Salvo Mario Gómez y Thomas Müller, dos que no tuvieron la mejor de las temporadas pero que han sabido hacer historia con los germanos, la conformación del ataque está llena de aspirantes serios a quedarse con cupos disponibles en Rusia 2018. Y no solo entre los 23, sino que en un plantel que podría renovarse aún más si los resultados y el buen juego los siguen acompañando.

¿Hablemos de las alternativas? Shkodran Mustafi es fijo en Arsenal y nunca falta a una nómina. Benjamin Henrichs dejó su huella por la banda ante México y su velocidad no deja a nadie indiferente. Emre Can es un comodín habitual y su despliegue lo llena de fanáticos en Liverpool. Qué hablar de Julian Brandt, el valiente compañero de Charles Aránguiz en Bayer Leverkusen. Otro crack, con gol, regate y pasada. Está Amin Younes, joya del Borussia que triunfó en el Ajax en la última Europa League. Es pequeño de altura, pero sabe anticipar y no le teme al arco rival. Kerem Demirbay y el tanque Sandro Wagner, dos de los responsables de la histórica reciente campaña del Hoffenheim, han sido menos requeridos, pero también son alternativas válidas y de primer nivel.

Equipo A, con A de Alemania. Jugarán la decimoquinta final a nivel de selecciones: ganaron 7 -cuatro Mundiales y tres Eurocopas- y perdieron 7. Chile ya les equiparó el primer cruce.

Más: Joachim Löw admira a Chile pero no le tiene miedo a los penales | Arturo Vidal: "Si ganamos el domingo seremos los mejores del mundo"

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon