Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El técnico que potenció a Pratto

Goal.com Goal.com 06-10-2016

Casi nueve años después de su debut en Primera con la camiseta de Tigre, a Lucas Pratto se le dio la oportunidad no sólo de ser convocado a la Selección, si no de jugar su primer encuentro con la camiseta albiceleste, por Eliminatorias, ante Uruguay. Pero, ¿cuándo comenzó el delantero que recomendó Martín Palermo en Boca a ganarse la consideración de Argentina?

El Oso hizo su presentación el 16 de septiembre de 2007 en el Matador y, hasta que logró establecerse por primera vez durante mças de un año en un club, vistió seis camisetas diferentes. De Victoria, donde jugó 13 partidos y metió un gol, Pratto partió hacia Lyn, en Noruega, para sumar minutos. Allí participó de 25 encuentros y convirtió 7 tantos, regresando a Buenos Aires para tener su chance en Boca.

© Proporcionado por Goal.com

Sin embargo, en la Primera del Xeneize tan sólo participó de dos encuentros y no pudo festejar ningún gol propio, siendo Mouche, Viatri y el propio Palermo los puntas más considerados por el Coco Basile.

Después de casi tres temporadas en Primera, y a sus 22 años, el delantero decide volver a armar el bolso y partir rumbo a Santa Fe para ponerse la casaca de Unión. Allí logró disputar 19 encuentros y gritar seis tantos, pero tampoco logró afianzarse y volvió a hacer las valijas para desembarcar en Universidad Católica, donde en un año logró ser campeón disputando 46 partidos y convirtiendo16 tantos, siendo uno de los clubes donde su nombre comenzó a tomar fuerza y valor.

Tras ese paso internacional de buen nivel, Genoa de Italia compra el pase del argentino y el Oso se entusiasma con darle impulso a su carrera en Europa. Pero siempre fue suplente en el Viejo Continente, donde apenas pudo meter tres goles en 17 duelos.

Su poco rodaje no iba a impedir que Ricardo Gareca, en ese entonces entrenador de un Vélez que había sido campeón dos veces en tres años, lo pidiera para reforzar el ataque en la Copa Libertadores. "Me decidí a llegar a Vélez y luché para que se hiciera el pase porque noté un interés concreto. Me importa mucho que se den las cosas así, y después me siento en deuda, quiero devolver esa confianza", dijo el punta cuando arribó al club de Liniers en febrero de 2012. Y no sólo devolvió con 43 tantos esa confianza, si no que logró afianzarse en el club durante tres años, en los que se transformó en figura y levantó tres títulos.

"Gané cosas importantes con Ricardo. Él hizo su parte para que me hayan convocado en la Selección", dijo el Oso antes de enfrentarse, justamente, al Perú del Tigre.

¿Qué fue lo que hizo Gareca por Pratto? Elegirlo. Desde un primer momento, el técnico argentino le demostró al futbolista platense que lo quería en su equipo, sin importar la cantidad de minutos que tenía encima o los goles convertidos. El Flaco no pidió para su plantel a un jugador de renombre o a la figurita de ese mercado de pases. Pidió a Pratto y el club fue tras él. Cuando llegó a Liniers, sin demasiados minutos en Europa, Gareca lo llevó de a poco, le dijo que se adapte tranquilo porque tarde o temprano iba a tener su lugar entre los XI.

Y no sólo que lo tuvo, sino que fue la gran figura de un equipo consolidado, que tenían grandes nombres como Augusto Fernández, Sebastián Domínguez, Víctor Zapata, Juan Manuel Martínez y hasta Barovero. Gareca logró que Pratto madure dentro de la cancha, que se transforme en un líder en el campo de juego y un referente para los más chicos en el vestuario.

Desde que formó parte del primer equipo, la titularidad del punta nunca estuvo en discusión. En Vélez jugó más partidos en tres años que en los seis clubes anteriores que había defendido y convirtió el doble de goles. Pratto se sintió querido y respaldado y devolvió esa confianza como prometió.

Hoy es Edgardo Bauza quien le da ese apoyo al goleador de Atlético Mineiro, que fue convocado por el Patón a la Selección cuando, durante muchos año,s los nombres de los delanteros no variaban. Y el DT hasta lo puso como titular ante Venezuela, encuentro en el que el Oso marcó su primer tanto con la casaca argentina. Otra vez, Pratto recibe el respaldo de un entrenador. Ahora, mucho más maduro y con 110 goles encima.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon