Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Espanyol 4–1 Deportivo: Cornellá hace peligrar a Pepe Mel

logotipo de Goal.com Goal.com 24-09-2017

Partido importante para ambos equipos. De cara a poder ser rivales directos con la competición más avanzada, el Espanyol y el Deportivo necesitaban puntuar sí o sí en el RCDE Stadium. Más urgencia para los gallegos, después de haber logrado solo 4 puntos en 6 partidos y habiendo mantenido la puerta a cero en tan solo seis ocasiones de los 21 partidos que ha dirigido Pepe Mel. Su victoria ante el Alavés le dio alas, pero los pericos vuelven a dejarle en la cuerda floja después de la contundente victoria del cuadro catalán. Arribas se marcó en propia y cometió el penalti que marcó Gerard Moreno y sentenció a los gallegos. Baptistao anotó el otro tanto y cedió el cuarto a Gerard para que firmara un doblete.

Comenzaron bien las cosas para los locales después de que en el minuto 5 llegara el primer tanto del encuentro. Leo Baptistao dejó pasar el balón en el pico derecho del área viendo de reojo la internada de Víctor Sánchez. Se posicionó para el remate en el primer palo y aprovechó el centro del lateral para, con la testa, poner el cuero en el segundo palo, donde la altura de Pantilimon fue escasa para lanzarse y evitar que el Espanyol se adelantara en el marcador.

Las cosas no parecían mejorar para el Deportivo, que veía como el conjunto perico estaba siendo claro dominador del choque. Fue en el minuto 17 cuando los de Quique Sánchez Flores pudieron aumentar la ventaja después de que ha Jurado le faltara poder saltar diez centímetros más. No pudo rematar un centro de Piatti desde la banda izquierda cuando estaba solo en la frontal. Un minuto después pudo empatar el cuadro gallego, pero el disparo de Fede Cartabia no encontró la puerta de un Pau López que estuvo magnífico en sus pocas actuaciones.

En el minuto 22 llegaría otra mala noticia para Pepe Mel. Fue el segundo tanto para el Espanyol a balón parado. Un córner botado desde la banda derecha lo peinó Gerard Moreno al primer palo para que Arribas, totalmente sorprendido, metiera el esférico en su propia portería. Mala noticia para el central, que desde la temporada 2013/14 ha anotado más tantos en propia que en la meta rival (3 a favor y 4 en contra).

Sin embargo, el conjunto perico decidió dejarle la posesión durante más tiempo al Deportivo en el último cuarto de hora, lo que propició las dos ocasiones más claras para los gallegos en el primer tiempo. Primero de Colak, que enganchó una volea en la frontal para comprobar cómo se marchó el cuero rozando el palo izquierdo de la meta de Pau López. Fue el guardameta quien, en el minuto 32, evitaría el recorte de las distancias en el marcador después de un gran alarde de reflejos para evitar el gol tras un disparo del turco rechazado por un central. Así las cosas, se llegó al final de los primeros 45 minutos.

Tras la reanudación, los de Pepe Mel salieron mucho más enchufados. Nada más comenzar, con el crono señalando el tercer minuto del segundo tiempo, Guilherme se quedó solo en el segundo palo con el balón controlado en el área pequeña, pero su lanzamiento con la zurda lo lanza casi a banda. Acto seguido, Cartabia enganchó un zurdazo desde dentro del área, pero Pau sacó con los puños abajo.

Fue en la siguiente jugada peligrosa del choque cuando llegaría el premio para el Deportivo. Importante de cara a poder sacar algo positivo de un partido en el que no parecía que fuera a rascar algo. Señalaba el minuto 53 el luminoso cuando Luisinho realizó una espectacular jugada individual por banda izquierda para marcharse de varios defensores pericos y poner un pase de la muerte en la frontal del área pequeña, donde Celso Borges remató cayéndose con la derecha cuando quiso hacerlo con la izquierda. Con fortuna, pero entró, convirtiéndose en el primer costarricense en anotar en La Liga en cuatro temporadas consecutivas.

© Proporcionado por Goal.com

Las esperanzas gallegas cayeron cuando Arribas, el peor del Deportivo en el choque sin lugar a dudas, provocó un penalti absurdo ante Granero en el minuto 72. El centrocampista perico le robó el cuero en el interior del área y el defensa le arrastró con el pie de forma clara. De Burgos Bengoetxea no dudó en señalar la pena máxima, que no perdonaría Gerard Moreno. Pantilimon pudo haber detenido el penalti de haberse lanzado más rápido, pero no llegó a impedir el lanzamiento ajustado del delantero del Espanyol.

El guardameta del Deportivo estuvo a punto de regalar el cuarto a los locales después de darle el cuero a Sergio García cuando estaba a escasos 10 metros por delante de él. Tuvo la fortuna de que la vaselina del atacante perico se terminara marchando por encima de la portería. La escuadra coruñesa, después de recibir el tercero, sufrió un golpe moral muy fuerte que le sacó del partido y de haber logrado el empate cuando mejor estaba sobre el terreno de juego.

Gerard Moreno anotaría su doblete en el 90 después de que Leo Baptistao le viera solo en el área pequeña, enviando un balón que solo tuvo que empujar a la red. Así se llegó al final del partido. El Espanyol se quedó con los tres puntos en casa después de haber sufrido en la primera mitad del segundo tiempo. Sin embargo, los fallos del Deportivo y su acierto en los primeros 45 minutos fueron más que suficientes para otorgar justicia en el RCDE Stadium. Con esta derrota, Pepe Mel se sitúa en la cuerda floja como técnico del conjunto gallego.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon