Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Francia 2-0 Albania: Griezmann se reivindica

Goal.com Goal.com 15-06-2016

Didier Deschamps arriesgó dejando en el banco a Griezmann y Pogba ante Albania; su Francia volvió a atascarse y tuvo que acabar recurriendo al delantero del Atlético de Madrid para que con un gol en el último minuto metiera a los blues en octavos.

El técnico francés innovó buscando más fluidez en su equipo, que sufrió en el debut ante Rumanía y su repliegue y se enfrentaba a un guión similar. El técnico sacrificó a dos vacas que parecían sagradas como y abrió el campo con Martial y Coman por las bandas. Sus dos apuestas eran protagonista pero sus centros no tenían rematadores en unos locales espesos.

Albania se cerraba bien y reivindicaba que no iba de paseo, sólo Payet, héroe improvisado de Francia, los inquietaba a balón parado pero Giroud no cazó los dos balones de gol que le sirvió. Fue al filo del descanso cuando Albania se desató. Primero rozó el gol con un remate de Lenjani que providencial que desvió casi bajo palos Kante y, después, Memushaj la mandó rozando el larguero.

Los blues enseñaban la bandera blanca y su técnico deshacía su innovación sacando del campo a Martial e introduciendo a Pogba. Con el hombre de la Juventus debía llegar la reacción pero el que volvió a rozar el tanto fue Memushaj con un remate desde el suelo que se fue a la madera.

© Proporcionado por Goal.com

El poste y Pogba resucitaron a Francia, el Velodrome rugió y Payet volvió a echarse a su equipo a la espalda. Regaló dos balones de gol pero Pogba y Koscielny la mandaron por encima del larguero. El asedio era total y un Velodrome repleto rugía esperando cantar un gol.

Giroud tuvo dos más de cabeza y Deschamps recuperó su once tipo sustituyendo a Coman por Griezmann y a Gignac en lugar del desacertado ariete del Arsenal. Toda la pólvora en el campo para deshacer el decepcionante empate de una Fracia que vive en una prueba constante ante su gente.

Payet se aburría sacando centros de gol que nadie remataba y Albania se relamía ante el sueño de puntuar ante la anfitriona y revivir sus opciones de colarse en octavos. La ilusión crecía y en una contra, los de Di Biasi pensaron que podían ganar y dejaron espacios.

Francia aprovechó el desconcierto rival y con Rami actuando de extremo, el sevillista puso un centro medido para que Griezmann mandaran su cabezazo a las mallas, se reinvidicara tras su suplencia y volviera a salvar a su equipo 'in extremis' de las críticas.

Con Albania volcada, Payet entró para dejar claro que está siendo el jugador más determinante en esta Eurocopa. La noche fue de reivindicaciones.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon