Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jorge Wilstermann quiere seguir siendo la revelación de la Copa

logotipo de Goal.com Goal.com 09-08-2017

Con una campaña impecable de local, Jorge Wilstermann está cerca de lograr su mejor campaña en la historia de la Copa Libertadores de América. Esto luego de eliminar a Atlético Mineiro para meterse en cuartos de final y ahí enfrentar a River en Bolivia y luego definir en el Monumental.

Eliminado The Strongest a manos de Lanús, es el único club boliviano que está con vida en esta edición del certamen, que se caracteriza por ser la más larga de la historia de la Competición. Ni Universitario de Sucre ni Sport Boys de Warnes pasaron la fase de grupos, mientras que el Tigre perdió en octavos de final.

© Proporcionado por Goal.com

El Rojo no aparecía ni como favorito para avanzar de la fase de grupos entre los clubes bolivianos, pero demostró que con perseverancia y constancia está para grandes cosas en el torneo, ya que logró hasta el momento el 100% de los puntos en juego en condición de local. Se hizo invencible en el estadio Félix Capriles de Cochabamba donde derrotó al Peñarol (6-2), Atlético Tucumán (2-1), Palmeiras (3-2) y al equipo de Belo Horizonte en el 1-0 de la ida, a 2500 metros de altura sobre el nivel del mar.

Pese a que su defecto está en los juegos que hizo en condición de visitante (perdió todos, excepto el partido en Belo Horizonte), hay que resaltar que es un equipo que da más de un dolor de cabeza a sus rivales como le pasó al Palmeiras, que sufrió para ganar por la mínima diferencia, o a Atlético Tucumán, que también estuvo cerca de ceder puntos en suelo argentino.

Hace un tiempo atrás, Wilstermann no sabía de glorias o campañas exitosas, incluso descendió de categoría en 2010 y le costó un año volver a primera para volver a dar la vuelta de campeón boliviano en junio de 2016.

La llegada del entrenador peruano Roberto Mosquera influyó mucho para que el equipo esté cerca de avanzar de fase en el torneo continental, el director técnico cambió la mentalidad del plantel y lo hizo uno de los más temibles en el torneo boliviano (marcha líder en el Clausura) que también se vio reflejado en la Copa Libertadores. El DT tuvo el tino de elegir bien a sus refuerzos para esta temporada, hizo lo posible que el club contrate a jugadores de selección como el brasileño Alex das Silva o el argentino Cristian Chávez, además de los refuerzos nacionales como Rudy Cardozo y Gilbert Álvarez.

Cardozo se transformó en el comandante del Rojo tras la partida de Thomaz Santos, "Pochi” Chávez subió su nivel luego de un comienzo flojo, Raúl Olivares es la fortaleza en el arco, Edward Zenteno la experiencia en la defensa, mientras que Ricardo Pedriel y Gilbert Álvarez son los hombres gol, junto a Serginho quien deslumbra con su juego.

Ahora Wilstermann busca ser el equipo temible de Sudamérica, como lo fue en los primeros años de la Libertadores en 1960 y 1961 cuando enfrentó a Peñarol e Independiente Santa Fe, además apunta a mejorar su mejor campaña que fue en 1981, cuando pasó a las semifinales del torneo tras dejar en el camino a rivales de Ecuador y tuvo que disputar el pase a la final contra Flamengo y Deportivo Cali.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon