Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Julio Ribas: De la cárcel a la Champions

Goal.com Goal.com 07-07-2016

Julio Ribas es un personaje muy particular del mundo del fútbol. El uruguayo, recibido de técnico a los 19 años, dirigió 12 equipos -entre ellos a la Selección de Omán-, estuvo privado de su libertad, fue entrenador ¡por teléfono! y ahora logró a meter a Lincoln Reds de Gibraltar en la segunda fase de la Champions League, etapa en la que, esta tarde, ganó el partido de ida ante nada más y nada menos que el Celtic escocés. Conocé la historia del hombre que algunos llaman "el Caruso Lombardi uruguayo".

En 1975, con apenas 16 años, Ribas debutó como jugador de Bella Vista de Uruguay y durante su carrera de 16 años vistió la camiseta de equipos como Nacional, Gimnasia de La Plata y hasta Textil Mandiyú, en Argentina.

Sin embargo, la parte fuerte de su carrera la hizo como entrenador. A los 19 años "el Gladiador", como lo llaman, se recibió de DT siendo el entrenador más joven en la historia uruguaya. A pesar de su título, recién a los 36 años dirigió un equipo por primera vez: Sud América.

En seis años de experiencia, este particular técnico consiguió ser campeón del torneo de Primera en Uruguay con Peñarol ¡desde la cárcel! El 26 de noviembre de 2000, tras el clásico uruguayo entre Nacional y el Carbonero en el estadio Centenario, los jugadores protagonizaron una pelea generalizada que, gracias a la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada en ese entonces para terminar con la violencia en espectáculos deportivos, finalizó con el triste saldo de nueve jugadores y el técnico Ribas presos.

Durante los once días de prisión que tuvieron que pasar los deportistas, Peñarol se consagró campeón sin la presencia de su entrenador. Primer curiosidad en la carrera del Gladiador, que consiguió un título desde la cárcel. "De esos días preso, saqué muchas cosas y aprendí muchas cosas para la vida y para el fútbol. Después de eso le juré a mi familia que no me peleaba nunca más", dijo el uruguayo.

En 2008, Ribas llegó a dirigir la Selección de Omán, donde desató la polémica por no citar a una de sus estrellas, Bader Maimani. "Conmigo, no hay "crackitos", el que no entrena, y no vive como profesional, no juega, sea quien sea", dijo en ese entonces y después fue despedido.

Años más tarde, otro caso insólito en su carrera: dirigió a Cartagena de España ¡por teléfono! El uruguayo llegó al Viejo Continente sin visa de trabajo -por lo que dirigía desde la platea- y al finalizar su estadía como turista, terminó dándole indicaciones a sus muchachos vía telefónica desde Montevideo.

© Proporcionado por Goal.com

Pero como si todo eso no hubiera sido suficiente, el Gladiador llegó a Lincoln Reds de Gibraltar, conquistó el 14º título consecutivo del club en la liga local y lo clasificó a la segunda fase de la actual Champions League, venciendo en la ronda inicial a Flora con un global de 3-2. Ahora, con el 1-0 que consiguió en Gibraltar, buscará soster la ventaja en la vuelta en Escocia y seguir haciendo historia,

Más: Aún no lo llamaron, pero Sampaoli es el DT que le gusta a Messi | GALERÍA: El mercado de pases del fútbol argentino | La increíble experiencia de Saja en una cárcel de menores | La camiseta alternativa volvió a ganarle a Boca | Olarticoechea: "No tengo miedo a perder"

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon