Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cuenta pendiente de Alexis en Arsenal

Goal.com Goal.com 13-09-2016

© Proporcionado por Goal.com Imparable. No le pueden sacar la pelota. Marca dos golazos. Alexis Sánchez juega como lo que es: un crack. Fue en octubre del año pasado, en una gloriosa victoria de Arsenal ante Manchester United por 3 a 0. Sobre el final de la temporada, lo mismo: un gol ante Manchester City. Impresionante.

Pero no hay mucho más para contar sobre Alexis Sánchez en los partidos grandes. Sin dudas, es una de las cuentas pendientes del chileno en Arsenal. Se trata de un área en la que tiene que mejorar si pretende ser considerado a la altura de Messi o Ronaldo. En el inicio de la Champions League, el Niño Maravilla tiene su gran oportunidad.

Arsene Wenger preparó un equipo para pelear por todos los frentes en esta temporada. Arsenal necesitaba a un central y un centrodelantero y contrató a Shkodran Mustafi y Lucas Perez. Todavía falta mucho para determinar si realmente fueron refuerzos de jerarquía, pero está claro que las decisiones fueron correctas. Además, la llegada de Granit Xhaka es un agregado de calidad al mediocampo.

Alexis tiene hambre. Quiere jugar y competir al máximo nivel. Como todo profesional con enorme ambición, si considera que el club no apunta a lo que él necesita, entonces buscará nuevos rumbos. Las contrataciones de Arsenal son, sin duda, una buena señal. Se estima que al final de la temporada, el chileno renovará su contrato.

Ya tiene un lugar claro en el equipo. Tirado a la izquierda, en un ataque de tres. Le encanta meter diagonales, cerrarse y sacar un remate desde afuera del área. El experimento de usarlo como centrodelantero no funcionó, se mostró aislado y sin compañía. En un principio, el ataque de los Gunners estará integrado por Pérez o Walcott, Giroud y Sánchez, con Ozil unos metros más atrás.

El chileno tiene todo servido para brillar como no lo hizo hasta ahora en Arsenal. El contexto nunca lo ayudó tanto como esta temporada.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon