Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La era Gareca: el ocaso de los Cuatro Fantásticos

logotipo de Goal.com Goal.com 01-09-2016

La Selección peruana ha sufrido cambios profundos desde la llegada de Ricardo Gareca. Cambios tan silenciosos y paulatinos que pocos han advertido. Diecisiete meses después de haber asumido el buzo rojiblanco, el Tigre ha asumido la responsabilidad de un cambio generacional postergado por muchos años.

Un análisis a sus nueve convocatorias realizadas hasta ahora evidencian una evolución en sus preferencias y apuestas. Por ejemplo, en su primer llamado para el amistoso ante Venezuela en marzo de 2015 dejó afuera a Juan Vargas por decisión técnica y Jefferson Farfán por lesión. Paolo Guerrero y Yordy Reyna cumplían sanción. Claudio Pizarro, André Carrillo, Carlos Zambrano y Carlos Lobatón eran, por entonces, la base fundamental del equipo.

© Proporcionado por Goal.com

No obstante, los rostros de Pedro Gallese, Christian Ramos, Óscar Vílchez, Christian Cueva y Raúl Ruidíaz, todos aún en el torneo local, empezaban a surgir como los predilectos del Tigre.

A excepción de Vílchez y Ruidíaz, todos ellos fueron incluidos en el plantel que viajó a disputar la Copa América de Chile 2015. Para ese torneo Gareca aún sostenía a la selección en las figuras de Zambrano, Advíncula, Lobatón, Carrillo, Reyna, pero, sobre todo, en Pizarro, Vargas, Farfán y Guerrero. El tercer lugar ratificaba, en parte, la vigencia de los Cuatro Fantásticos. Gareca, sin embargo, empezaba a planificar algunos cambios.

Con los Cuatro Fantásticos

Después de la Copa América 2015, Pizarro no fue considerado para los amistosos ante Estados Unidos y Colombia. Guerrero, Vargas y Farfán, y toda la base, incluido Carlos Ascues (Wolfsburgo) aún se mantenían. La única aparición llamativa era la del volante de Universitario, Edison Flores.

Para el debut en Eliminatorias ante Colombia y Chile, Pizarro regresó a la lista oficial y volvió a completar a los Cuatro Fantásticos. Casi todo el equipo se mantuvo. Pero las dos derrotas (0-1 y 3-4) generaron una oleada de críticas.

Para la tercera y cuarta fecha de Eliminatorias el panorama se mantuvo prácticamente igual: las figuras 'europeas' acapararon la convocatoria. Perú venció a Paraguay (1-0) y perdió ante Brasil (0-3). Más allá de los resultados, esta sería la primera convocatoria de Ruidíaz y Joel Sánchez para duelos eliminatorios.

El inicio del fin del status quo

Pero el quiebre empezaría a notarse en la tercera convocatoria de Eliminatorias. Esta sería la última vez que Pizarro, Farfán, Guerrero y Vargas serían incluidos en una misma nómina. Algo similar ocurrió con Lobatón, Ascues, Advíncula y Zambrano. Después del empate en casa ante Venezuela (2-2) y la derrota ante Uruguay (1-0), Gareca empezaría a apostar por Ruidíaz, Flores y otros nombres nuevos como Aldo Corzo, Andy Polo y Óscar Vílchez.

La decisión del Tigre se vería con más claridad en los amistosos previos a la Copa América Centenario 2016. Ante El Salvador y Trinidad y Tobago, las únicas figuras de Europa fueron Yoshimar Yotún, Cristian Benavente, Renato Tapia y el joven Beto Da Silva. Todos los demás fueron dejados de lado.

La nueva base conformada por futbolistas del torneo local quedó ratificada en el torneo jugado en Estados Unidos. El único sobreviviente de los Cuatro Fantásticos fue Paolo Guerrero, quien recibió el apoyo de Gareca.

La nueva y austera Rojiblanca

La buena actuación de la Selección Peruana, con un triunfo sobre Brasil (1-0) incluido, sirvió para la consolidación de figuras ascedentes: Ruidíaz fue vendido a Monarcas de México, Cueva pasó a Sao Paulo, Ramos emigró a Gimnasia y Esgrima de Argentina, y Flores a Aalborg de Dinamarca. Otros, como Trauco y Vílchez despertaron el interés de clubes extranjeros, pero continúan en el torneo peruano.

Diecisiete meses después, Gareca acaba de dar su novena convocatoria y la realidad es muy diferente a la que recibió en marzo de 2015. Si bien convocó a 21 futbolistas del torneo local con miras al duelo de altura ante Bolivia y al choque en Lima en Ecuador, el cambio más profundo se aprecia en los futbolistas que militan en el exterior.

De los once llamados, siguen sin aparecer Farfán, Vargas, Pizarro, Zambrano, Advíncula, Carrillo, Reyna y Ascues. La mayoría de ellos sin la continuidad necesaria en sus clubes han dejado de ser opciones válidas para Gareca. Y es que el técnico argentino ha lanzado un mensaje claro: basta y sobra con los que quieran estar.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon