Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La estrecha relación entre Barcelona y la Copa América

Goal.com Goal.com 20-06-2016

Siempre es alta la probabilidad de que algún jugador de Barcelona gane la Copa América. Y más en estos tiempos, en los que las tres estrellas del equipo de Luis Enrique son sudamericanas. Pero, claro, Neymar no jugó la Copa Centenario y Luis Suárez quedó eliminado sin disfrutar ni un minuto en cancha. Sólo quedan en carrera los argentinos Lionel Messi y Javier Mascherano y el chileno Claudio Bravo.

El último jugador azulgrana en ganar la Copa América fue el arquero chileno, en su casa, en 2015.

El registro anterior fue el brasileño Rivaldo en Paraguay 1999. Aquel año, Vítor Borba Ferreira, con la 10 en la espalda, se encargó de ser el conductor del Brasil que derrotó 3 a 0 a Uruguay en la final jugada en Asunción.

Apenas dos años antes, Luiz Nazário de Lima, o más conocido como Ronaldo, el Ronaldo Fenómeno, logró el título en Bolivia 1997, siendo aún figura de Barcelona. En ese plantel campeón además estaba Giovanni Silva de Oliveira, también de las filas catalanas.

Lionel Messi sería el primer futbolista de Barcelona y de la Selección argentina en ganar la Copa América. Junto a Mascherano, claro. En Perú 2004, Javier Saviola se quedó con las ganas al perder la final ante Brasil. Y el mismo Leo se tuvo que contentar con el subcampeonato en Venezuela 2007.

La selección argentina del 2011 tuvo el mayor número de futbolistas de Barcelona en toda la historia de la Copa América: Gabriel Milito, Lionel Messi y Javier Mascherano. Pero la eliminación llegaría apenas en los cuartos de final ante Uruguay.

Cuarenta años antes Pero si de campeones de Copa América se trata, Barcelona tuvo uno hace cuarenta años. En realidad, el primero y quizá el menos recordado, al menos fuera de las fronteras de su país de origen: el Perú. Su nombre es Hugo Sotil y su historia es digna de una película.

© Proporcionado por Goal.com

El Cholo, como siempre lo apodaron, consiguió lo imposible para su época: ser vendido al famoso club Barcelona de España luego de que agentes catalanes lo vieran en un partido de la Liga peruana. Deslumbrados con su fútbol, descartaron contratar a Teófilo Cubillas, futbolista por el que habían viajado hasta Lima, y compraron el pase de Sotil en 1973.

Junto al holandés Johan Cruyff, Juan Manuel Asensi y Carles Rexach, logró el título de la temporada 1973-1974 luego de 14 años sin estrellas para el club catalán. Ese año fue protagonista de la histórica goleada sobre Real Madrid por 5 a 0 en el Santiago Bérnabeu. Aquella noche, el Cholo se encargó de anotar el quinto gol.

En total fueron tres temporadas y media las que Sotil jugó con la camiseta número 10 de Barcelona. Disputó un total de 68 partidos oficiales y marcó 17 goles. Pero ya en 1974, la llegada de Johan Neeskens, concuñado de Cruyff en Barcelona, había mermado las chances de Sotil en el equipo titular. Poco a poco fue dejado de lado, hasta abandonar el club.

Pero, a mediados de julio de 1975, Sotil aún era pieza clave en Barcelona y la directiva se negó rotundamente a cederlo para los partidos de Copa América que disputaría la Selección peruana. Por entonces, los clubes tenían esa potestad. No jugó ante Chile ni ante Bolivia por la primera fase. Tampoco logró el permiso para las semifinales ante Brasil. Y las dos primeras finales ante Colombia tuvo que seguirlas por radio.

Para suerte de Sotil, luego del 1 a 0 a favor de Colombia en Bogotá y el 2 a 0 en Lima logrado por Perú, se tuvo que jugar un partido definitorio en campo neutral. La Conmebol designó el Estadio Olímpico de Caracas como sede. Entonces, el Cholo tuvo una idea.

"Aproveché que esa semana no había fecha en España y calladito compré mi pasaje para Madrid y de ahí a Caracas. Para los muchachos fue una sorpresa grata verme allá, en el momento clave", recordó el Cholo. Curiosamente, en esa misma semana el Barça le negó el permiso a Cruyff y Neeskens para jugar con Holanda un partido contra Italia.

En el camino, Sotil compró veinte relojes para todos sus compañeros como muestra de arrepentimiento por no haber podido formar parte de los anteriores partidos. “Oye cholo de m… ¿por qué has tardado tanto en venir?”, le dijeron, y el entonces técnico Marcos Calderón le susurró al oído que tendría que cambiar todo el planteamiento por su culpa.

"Me abrazó y calladito atinó a decirme 'me jodiste, voy a tener que replantear todo, y menos te puedo dejar sentado con todo el sacrificio que haces'", recordó Sotil en una entrevista al diario El Comercio.

El 28 de octubre de 1975 quedará en la historia: con un gol suyo, a los 25 minutos, Perú logró su segundo título de Copa América y por primera vez en la historia un futbolista de Barcelona conseguía ese galardón, aun sin permiso del propio club.

El premio por ese campeonato, unos 150 dólares aproximadamente, lo pudo cobrar dos años después: "No íbamos por el premio ni por la plata, sino porque queríamos darle algo al país".

El club catalán, por supuesto, no se quedó tranquilo. Envió a un emisario a Caracas que tenía la misión de regresar con Sotil a Barcelona. "Llegó, vio el partido y se alegró por nuestro triunfo. Además había hecho el gol", contó el 'Cholo'.

De vuelta en España, retornó a la concentración del 'Barza' para afrontar un partido ante Oviedo de visita. "Se ganó 1-0 con gol mío", dijo. Al lunes siguiente fue citado por los dirigentes. Temía un castigo, pero al final lo felicitaron: “Tómate dos días de descanso y recupera fuerzas”.

Más: RANKING: Cuál es la selección que remató más al arco en la Copa América Centenario | VIDEO | Messi, el máximo goleador argentino: los números ► | Ezequiel Lavezzi: teorías del mate | Lionel Messi recibió el homenaje más insólito en Boston

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon