Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La jugada que la afición del Real Madrid nunca perdonó a Higuaín

logotipo de Goal.com Goal.com 01-06-2017

Es uno de los hombres a seguir en la final de la Champions League del próximo sábado entre Real Madrid y Juventus. Se trata, cómo no, de Gonzalo Higuaín. Ex jugador merengue y uno de los traspasos más sonados del fútbol italiano en muchos años. Ariete de la Vecchia Signora y de la selección argentina, es uno de los fichajes más caros de toda la historia del fútbol mundial, máximo goleador de Italia la pasada campaña con 36 goles rozando la Bota de Oro… el albiceleste no necesita presentación para las aficiones de ambos equipos. En Turín es el nuevo ídolo después de su paso por el Nápoles y su rendimiento actual. En Madrid, mientras tanto, se le recuerda con cariño, de hecho fue uno de los fichajes más rentables de su historia reciente… pero también se le recuerda con el recelo de quien no terminó de triunfar en momentos clave.

© Proporcionado por Goal.com

Y es que si bien al Pipita se le reconoce por todos sus méritos en el fútbol, no es menos cierto que también se le conoce por el dudoso honor de desaparecer en prácticamente todos los partidos grandes que ha jugado. No obstante, el argentino apenas ha marcado 18 goles en la Champions League después de 64 partidos en equipos del máximo nivel como Real Madrid, Nápoles o Juventus. A una media de apenas 0,28 goles por encuentro.

Pero su negativo legado va más allá de su pobre balance anotador en la máxima competición de clubes. Y es que en la retina de todos los aficionados al fútbol están, por ejemplo, las pobres actuaciones con Argentina en los tres partidos más importantes que ha jugado en los últimos tiempos: las tres finales consecutivas de Mundial, Copa América y Copa América Centenario, entre 2014 y 2016. Donde erró de forma grotesca dos goles cantados en sendos manos a mano, además de un penalti en la tanda final de 2015.

De la misma manera, en la retina de los aficionados del Real Madrid hay otra jugada como éstas por las que nunca se pudo quitar la etiqueta de delantero fallón. Fue en 2010 en los octavos de final de la Champions League ante el Olympique de Lyon. El Real Madrid de Manuel Pellegrini debía remontar al cuadro galo en el partido de vuelta (1-0), y Cristiano marcó el 1-0 a los seis minutos de encuentro frente a un Bernabéu entregado. Sin embargo, cuando el equipo blanco tenía al Lyon a su merced en la primera parte llegó otra jugada de ésas que definen a Higuaín por no definir: balón profundo, regatea a Lloris en carrera y con todo a su favor, remata al palo sin oposición en la portería. El meta galo se haría grande ante el argentino durante el resto del partido, siendo Pjanic (hoy también en la Juventus) quien ajusticiaría poco después al Real Madrid en la segunda mitad, echándole de ‘su’ competición fetiche y sentenciando a Pellegrini, además de a otros jugadores. Como al propio Higuaín.

Y eso que el argentino, como decíamos, se ganó el cariño del respetable por su juventud, pasión, entrega y profesionalidad. De hecho, habiendo coincidido con Karim Benzema, el preferido durante largo tiempo era el Pipita y no el francés. Pero eso sí, una vez Higuaín sufrió la grave lesión de espalda, su rendimiento bajó. Y además, después de su marcha, los blancos cuajaron su mejor racha de títulos de los últimos tiempos. Con lo que, visto con perspectiva, se puede decir que muy muy pocos aficionados blancos echan hoy de menos al argentino, por mucho que sea el delantero titular del rival finalista de la Champions League. Jugadas como aquella ante el Olympique de Lyon tienen buena parte de>

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon