Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La otra cara de Martino: el fanático de la NBA

Goal.com Goal.com 13-06-2016

No en todas las actividades, pero, cuando se trata de salir a pasear, Gerardo Martino le sigue el ritmo a los jugadores. No la tiene simple: en noviembre cumplirá 54 años y, de hecho, su hijo -que estudia Economía- está más cerca de poder entender los ritmos del FIFA o de los juegos de lucha para la Play Station. Sin embargo, se acomoda para seguirles el paso cuando hay un show de magia o todos, por el cumpleaños del Kun Agüero, van a jugar a los bolos. Esa vez, de todas maneras, tuvo que abandonar un rato los palos y la bola de boliche. Mientras pispeaba cómo venía el juego, tiró el cuello para atrás muchas veces y, al rato, un miembro del cuerpo técnico se dio cuenta lo que estaba pasando: estaba jugándose una de las finales de Golden State contra Cleveland y él no quería perdérsela por nada en el mundo.

© Proporcionado por Goal.com

"Yo no entiendo nada. No copio cosas. Sé que Timoteo Griguol copiaba las cortinas, pero yo no. Simplemente miro porque me gusta", explica Martino, que durante el año no se pierde casi nada de la temporada de la NBA. Ese, quizás, sea uno de sus mayores hobbies. Su admiración por el deporte de la pelota naranja se extrapola, también, a la Selección argentina de tirar al aro: "Lo mejor que pasó en la historia del deporte argentino son los pibes del básquet", planteó en una entrevista al diario La Nación, no hace tanto tiempo. El ejemplo lo toma no sólo desde la habilidad lúdica de Emanuel Ginobilli -a quien admira y con quien se ha enviado mensajes vía Luis Oroño, suegro de Manu, y a quien el Tata conoció cuando trabajó como técnico de Libertad de Paraguay-. La admiración nace desde una condición grupal: "Eso sí que es cero ego".

A Martino, sin embargo, no le sobra el tiempo en Estados Unidos y muchas veces se le superponen los partidos de la final con entrenamientos o con partidos de rivales de Argentina en la Copa. En una gira de amistosos con la celeste y blanca en este país, el plantel fue a ver, en Washington, un cruce entre los Wizard y los Pacers, en una noche histórica en que un estadio de básquet se rindió a los pies de Messi, a pleno aplauso. Pero, en este 2016, apenas, se las ingenia para hacer zapping o para mirar repeticiones. A su cuerpo técnico también le gusta este deporte. Incluso, a algunos jugadores del plantel: en un rato libre en Chicago, cuando los dejaron ir a dar una vuelta, Sergio Romero y Nahuel Guzmán viajaron desde el centro de la ciudad hasta el United Center, estadio de los Bulls, para sacarse una foto con la estatua de Michael Jordan. Los dos arqueros, también, cuando pueden, miran las finales, en su eterno tiempo libre dentro de las concentraciones.

Como muchos en Estados Unidos o en el mundo, Martino compara a Messi con Stephen Curry: "Son jugadores que uno sabe qué van a hacer y, sin embargo, lo hacen igual. Son diferentes. No se sabe cuándo van a repetirse. Son únicos". Hoy podría terminarse la serie de la final de la NBA y el entrenador no podrá verla. En horario del Pacífico, está estipulado que, en Oakland, una ciudad cercana a San José, donde arrancó esta aventura de Argentina en la Copa América Centenario, se juegue a las 18. En ese momento, en Seattle, el Tata estará probando, en el predio Star Fire, el equipo que jugará contra Bolivia por el cierre del Grupo D de esta primera fase. Quizás, logre que alguno que otro le vaya contando el resultado.

Más: Martino: "Entró Leo y resolvió todo" | ¿Camino a la final allanado? A Argentina se le abrió el cuadro de cara a la definición | Luis Suárez: "Argentina es la candidata" | Argentina trabajó pensando en Bolivia

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon