Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La presión comió a un México 'verde' para Copa América

Goal.com Goal.com 19-06-2016

No jugó de verde, pero así lució dentro del terreno de juego. México se vio completamente superado por su rival. Siete goles fueron suficientes para que Chile demostrara que no por nada es el campeón de la Copa América, que su técnico Juan Antonio Pizzi fue capaz de dar cátedra de estrategia cambiando todo lo que el rival tenía estudiado sobre él, pese a las críticas que le llovieron.

© Proporcionado por Goal.com

La presión pasó por encima no solo del combinado azteca, sino también del técnico Juan Carlos Osorio, mientras que al combinado sudamericano lo recargó de energía. El partido en el Levi's Stadium demostró que de poco sirven las rachas largas, los minutos sin recibir gol, si en tan solo 73 minutos un equipo es capaz de recibir seis tantos en contra gracias al nulo entendimiento que hubo entre los jugadores dentro del terreno de juego.

En días anteriores se dejó ver la forma en que las interrogantes eran cada vez más puntuales. Que las respuestas de los jugadores y del mismo estratega iban conducidas a respuestas inminentes que dejaban en el aire las respuestas que se esperaban. La sorpresa al ver a una sala llena de periodistas fue motivo de broma para Osorio; sin embargo, pesaron más las facilidades técnicas y tácticas de Chile que la presión ejercida desde fuera del campo para los mexicanos.

Conforme avanzaban los minutos, el Levi's Stadium se helaba cada vez más. La afición se olvidó de hacer la ola, el grito polémico que intenta prohibir la FIFA dejó de sonar. La gente no se levantaba más de sus asisentos si no era para una sola cosa: retirarse del inmueble. La hostilidad comenzó en la tribuna y se reflejó en la banca, donde Rafael Márquez no dejó de hacerle comentarios al estratega colombiano, quien lucía desconcertado; parecía que el mundo se le nublaba por completo.

Los "olé" comenzaron a hacer eco en el estadio; una hostilidad más. Los chilenos se divertían mientras calentaban para entrar cuando México ya había agotado las tarjetas de recambio. La presión seguía siendo para México, quien había sido puesto como favorito para llegar, incluso, a la final del torneo.

La historia terminó. No hubo más camino que recorrer para el combinado azteca. La racha de 22 cotejos sin perder fue frenada por un potente 7-0. El récord de anotaciones de Javier Hernández tendrá que esperar. El anhelo de ver a un México campeón de un torneo de importancia en Concacaf y Conmebol ha sido apagado. Hoy, el Tri dejó en claro que aún no está preparado para competir a nivel continente y que la Copa América sigue siendo un sueño inalcanzable por más que se la hayan 'acercado' a Estados Unidos.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon