Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La revolución impositiva que le podría abrir las puertas a Messi y CR7 en Italia

logotipo de Goal.com Goal.com 03-01-2017

En noviembre último, Pirelli, presidente de Inter, admitió que le quedaba un sueño. "Ver a Messi en el San Siro". Y agregó: "A veces, los sueños se convierten en realidad".

El sueño, al fin, podría ser realidad. El sistema de impuestos italiano estaría a punto de ceder un incentivo imposible de rechazar a los más grandes talentos del fútbol.

A muchos les parecerá ridículo que un jugador deje Barcelona para ir a Inter. En realidad, es algo que pasó: en 1997, Ronaldo pasó al conjunto italiano por 28 millones de euros, lo que en ese momento representó un récord. En los 90, el que mandaba en el mercado del dinero -y, por lo tanto, en el fútbol- era Italia.

Como consecuencia de la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea (el famoso Brexit), el Gobierno italiano busca seducir a profesionales que ahora trabajan para instituciones de Londres que regresen a Italia con una facilidad impositiva que hace acordar a "la ley Beckham", cuando muchos jugadores pasaron al fútbol de España, hace una década.

En el 2005, el gobierno español decretó que una persona que se movía a España desde otro país podía elegir entre pagar impuestos como residente o no. En este caso, los no residentes podían evitar pagar impuestos en el dinero que se cobrara desde afuera de España por unos seis años, mientras que en España sólo pagarían un 24%.

David Beckham, en esa época figura de Real Madrid, que en ese tiempo hacía una fortuna de dinero por su imagen, fue uno de los que se benefició.

Ahora, el gobierno de Italia propone una ley similar, lo que significaría que una persona que haya trabajado previamente en Italia por nueve años sólo tendría un cobro de impuestos de €100,000 de tope para lo que gane en el exterior de ese país.

© Proporcionado por Goal.com

Si esto llega a concretarse, tendrá obvios beneficios para los jugadores extranjeros en la Serie A. Se estima, entonces, que los jugadores pasarían a pagar una tarifa regular de impuestos (43% para cualquiera que gane más de €75,000 anuales) semanales, sólo deberían €100,000 por lo que ganen en sponsors y derechos de su imagen. Teniendo en cuenta lo lucrativo que esto puede ser, esto convertiría a Italia en un paraíso fiscal, el lugar más atractivo de Europa para jugar al fútbol.

Con este contexto, no parece una locura que el sueño de Pirelli, al fin, se concrete.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon