Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las dos vidas de David Ospina

Goal.com Goal.com 22-06-2016

"¡Ospinaaaaaaaaaaaaaaaaa! ¡Eres un genio, Ospinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!".

Si hubiera que hacer un ranking de los jugadores más queridos de la Selección Colombia en esta Copa América, no quedan muchas dudas. En el primer lugar, muy por encima de todos, James Rodríguez. El 10 no sólo tiene fanáticos de la Tricolor, también hinchas de Real Madrid coreanos, ingleses, españoles o chinos que se acercan a los hoteles donde se concentra la Selección y luchan por un autógrafo o una foto.

En el segundo escalón se ubica David Ospina, el arquero más admirado.

© Proporcionado por Goal.com

No debe ser fácil para él. Recibir tanto cariño, sentirse importante, casi indispensable, percibir que todo gira en torno a él, que mucha gente depende de lo que hace. Volver a ser lo que es, un muy buen arquero capaz de sostener por peso y liderazgo a un equipo. Pero regresar a esos estímulos le habrá generado un choque. Habrá notado que algo anda mal, que no está hecho para un rol secundario, sino para recibir todos los aplausos, ser la tapa de todos los diarios.

Ospina es rey en Colombia, mendigo en Arsenal.

En el equipo de Pekerman no sólo es el más querido por los hinchas, también considerado fundamental por el cuerpo técnico. Completo, sabe jugar con los pies, va bien de arriba y en el mano a mano se agranda. En las difíciles, como en los penales contra Perú, no se borra.

Pero, en el equipo inglés, las cosas son muy distintas. El arquero colombiano llegó a Arsenal en el 2014 y, hasta ahora, nunca se pudo consolidar. La situación está muy clara: es el segundo de Petr Cech. Los Gunners están dispuestos a cederlo (en un principio, lo venderían por algo más de 5 millones de euros). ¿Los hinchas? No le tienen demasiado cariño. El rendimiento del 1 nunca fue del todo convincente.

“Lastimosamente allá no he tenido la continuidad que he querido pero siempre me preparo para aprovechar la oportunidad cuando me toque, y es lo mismo con Colombia, hago bien las cosas porque es muy lindo que a uno le den la oportunidad de representar a su país”, dijo Ospina en la conferencia de prensa previa al partido con Chile, en Chicago.

Su participación en la Copa América alertó a varios clubes. Besiktas en uno de los que más suena y ya se acercó a Arsenal para preguntar por el precio del colombiano. Pero su salida está lejos de confirmarse. Los Gunners sólo lo dejarán ir si la oferta es adecuada.

A Ospina sólo le queda disfrutar de Colombia. Recuperar la alegría de ser. Cuando termine el torneo, cambiar la cara y volver a la otra parte de su vida. La que no le gusta tanto.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon