Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Liechtenstein 0-8 España: Viaje de placer a Vaduz

logotipo de Goal.com Goal.com 05-09-2017

Ocho goles, nada más y nada menos. Aunque bien pudo ser el doble. Tremendo recital de España ante una Liechtenstein que no tuvo la más mínima posibilidad de poder plantear cierto peligro a La Roja. Morata (x2), Aspas (x2), Sergio Ramos, Isco y Silva fueron los autores de los tantos para los de Lopetegui, que está realizando un trabajo espectacular como seleccionador. Goppel marcó el octavo en propia puerta.

GUÍA DEL MUNDIAL DE RUSIA 2018

Comenzaron bien las cosas para el combinado nacional español, puesto que el primer tanto llegó en la primera ocasión del choque. Falta en el pico derecho del área que botó Silva al segundo palo, donde Sergio Ramos, en su especialidad, se alzó imperial sobre la defensa local para batir a Jehle, que estaba completamente vencido. Era el segundo minuto del choque. Sin embargo, el guardameta de Liechtenstein no se daría por rendido en ningún momento del choque. Fue capaz de sacar un gran disparo de Isco cuatro minutos después y que ya se cantaba gol por la afición de España que viajó a Vaduz.

El monólogo de España no hacía más que evidenciar la crónica de una muerte anunciada. La goleada era lo que más flotaba en el ambiente. Tarde o temprano seguirían cayendo goles. El segundo llegó cumplido el minuto 15. Esta vez de Morata. Pared en la banda derecha entre Isco e Iniesta tras un saque de esquina sacado en corto que termina centrando el de Fuentealbilla para que el delantero del Chelsea cabecee a placer en el punto de penalti y sumar otra diana en su haber.

El propio ariete protagonizaría el tercero, presionando a Jehle en el despeje para que terminara cometiendo un error garrafal en la siguiente jugada, regalándole el cuero a Morata sin ningún defensor a la vista. Éste, con toda la generosidad del mundo, se la cedió a Isco para que, con el portero vencido tras estar aguantando al delantero, marcase a placer con la portería totalmente desvestida. Estaba siendo un chorreo.

La primera parte estaba siendo un alud sobre Liechtenstein. De ocho ocasiones claras de gol, solo se marcaron 4. Morata vería anulado un gol que habría necesitado el VAR para conocer si de verdad era merecedor de no subir al marcador. Tres minutos más tarde, en el 29, Jehle volvió a sacar un balón cantado gol, esta vez, y de nuevo, al delantero español. Éste volvería a disponer de otra oportunidad a un pase de la muerte de Isco en el minuto 34, pero no llegó a rematar para empujar el esférico a la red.

Sin embargo, cuando el cuarto gol parecía llevar la firma de Álvaro Morata, fue David Silva quien se encargó de ganarse la autoría del póker. Una falta desde el mismo lugar señalado del primer tanto fue lanzada por el canario directamente a la escuadra de la meta de Jehle, quien no pudo hacer nada para evitar la diana. Antes del descanso tuvo el Liechtenstein la ocasión de poder hacer el gol de la honra tras un resbalón de David de Gea, pero no supieron aprovechar la ventaja y el guardameta se rehizo para poder detener el manso remate de Polverino.

Tras la reanudación, Lopetegui decidió dar descanso a Sergio Ramos y David Silva por Nacho e Iago Aspas, dos de los goleadores de la noche. No tardaría mucho tiempo el ariete del Celta en anotar el quinto de la noche. Fue Pedro quien centró desde la banda derecha para que, una vez más, Morata rematase con la testa, pero golpearía el travesaño. La mala suerte para Jehle hizo que golpeara el rechace en su espalda para que se quedase el balón muerto para que Aspas solo tuviera que empujar en el minuto 51.

Dos minutos más tarde llegaría el sexto. Esta vez sí, Morata encontraría el premio del doblete después de un gran pase al primer toque de Aspas desde fuera del área al delantero, quien se queda solo y tras el amago ante Jehle consigue batirle para aumentar todavía más la ventaja de España ante Liechtenstein. El guardameta volvería a evitar otro tanto con una mano providencial a un nuevo remate del ariete ex madridista en el minuto 58.

© Proporcionado por Goal.com

El poderío de España era más que latente, pudiendo haber anotado ya una cantidad de goles que llegara a las dos cifras. La mala fortuna de Morata, a pesar de haber anotado un doblete, le privó de ser todavía más protagonista del partido. Numerosas ocasiones que no tuvieron el premio que mereció el delantero del Chelsea. Jehle volvería a evitar otra diana de los jugadores de Loeptegui cuando el crono marcaba el 61. Enorme jugada individual de Deulofeu junto a Aspas, pero el disparo del jugador catalán termina siendo repelido por el pie del guardameta.

Sin embargo, dos minutos después llegó. Jehle bastante hizo con sacar un primer disparo de Pedro desde fuera del área, pero el rechace lo recogió Aspas para recortar en el área pequeña y fusilar la red. Llegó el séptimo. España estaba metiendo el dedo en la yaga y su sed de marcar nunca se veía saciada. Quiso reivindicarse todavía más tras la victoria ante Italia. La seriedad y el no querer bajar los brazos es la clave de una España que dice “aquí estoy yo” como una de las principales candidatas a ganar el Mundial.

Cuando se superó el minuto 70 del encuentro, España decidió bajar el ritmo y buscar los ataques con una menor intensidad, aunque sin detenerse. Paso lento pero firme. Liechtenstein continuaba con una frágil habilidad con el balón y su gol de la honra no llegaría a aparecer en el tiempo que restaba. Morata tendría alguna que otra oportunidad de llevarse el hat-trick, pero no pudo llevarse el balón a casa finalmente. El octavo, para más INRI de los centroeuropeos, fue de Goppel en propia puerta tras un centro de Deulofeu.

Así las cosas, el colegiado decidió señalar el final del choque, un triple sonido que marcaría el final de una pesadilla para los locales y toda una señal de autoridad para los de Lopetegui.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon