Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marco Asensio rescata al Real Madrid ante un duro Valencia (2-2)

logotipo de Goal.com Goal.com 27-08-2017

Encuentro igualadísimo entre Real Madrid y Valencia, en el que los blancos sufrieron más de lo esperado para arrancar un punto de su propio feudo. El equipo de Marcelino dio un golpe de autoridad y su planteamiento desarboló a los de Zidane, afectados tanto por las bajas como por los más de veinte remates desaprovechados. Sin embargo, Marco Asensio llegó al rescate y pudo reivindicarse con dos goles que salvaron el empate.

Marco Asensio partía como titular y no desaprovechó la oportunidad para brillar con luz propia. A los nueve minutos, interceptó una pérdida de Kondogbia y se escapó a toda velocidad hasta la media luna del área. Los centrales esperaban que Benzema se desmarcara en el interior para recibir el pase en profundidad. Sin embargo, el mallorquín prefirió deleitarles con la especialidad de la casa: un remate lejano y seco, en carrera, con todo el espacio del mundo. Más que suficiente para estrenar el marcador.

A pesar del gol en contra, el Valencia no bajó los brazos y encontró el empate en su primera ocasión clara. Todos los protagonistas fueron canteranos: Gayá desbordó por banda a Carvajal gracias a la llegada atrás de Toni Lato, y el del filial se encargó de servir un centro lateral a Carlos Soler, dispuesto a resolver con frialdad. Todo un jarro de agua fría para los de Zidane; creían tenerlo bajo control y se toparon con la realidad.

Así está la tabla de LaLiga

El empate reflejaba algunas de las carencias que el Real Madrid debió afrontar: con Casemiro de central por la baja de Varane y Ramos, su papel tuvo que ser cubierto por el resto de centrocampistas. En ataque no bastaba la calidad de Asensio frente a la solidez del conjunto che. Sin embargo, al filo del descanso las llegadas blancas fueron sucediéndose, con hasta tres remates claros protagonizados por un laborioso Benzema. No basta solo con voluntad; al tercer error, algunos espectadores del Bernabéu no dudaron en pitarle.

© Proporcionado por Goal.com

De cara a la segunda parte, Zidane tuvo que reordenar el mediocampo con la entrada de Kovacic. El croata asumió labores defensivas para que Kroos pudiera adelantar su posición, y eso mejoró drásticamente la movilidad blanca. Sin embargo, el Valencia no se dejó impresionar y logró cortarles la continuidad en numerosas ocasiones. Cuando aun así los blancos llegaban al área, faltaba el acierto de sus delanteros y la suerte al resto del ataque: Neto se empleó a fondo para despejar sendos disparos de Casemiro y Modric.

Poco a poco, la defensa merengue fue cargándose de tarjetas y las llegadas de los che se sucedieron. A falta de un cuarto de hora, Parejo dio el primer aviso con un remate desde la frontal del área que fue salvado Keylor Navas en efectiva estirada. Lo que no pudo evitar el meta costarricense fue la jugada posterior: Rodrigo conduce por banda, salva la marca de Kovacic y cede hacia atrás para que Kondogbia llegara al remate desde la segunda línea. Kroos no metió la pierna para cortarle el pase.

Así está la tabla de goleadores

Cuando el Real Madrid parecía noqueado, Marco Asensio tuvo que tirar del carro cual estrella del equipo. En el minuto 83, empató para los suyos gracias a una falta directa en la frontal del área. Con mucha inteligencia, el mallorquín esperó a un leve movimiento de Neto para sorprenderle a pie cambiado con su chut, imparable para la barrera. Y a partir de ahí fue creciéndose: centros laterales, conducciones y desmarques que levantaban de sus asientos al público del Bernabéu. Es su primer doblete con los merengues.

El único punto negro del ataque madridista fue Benzema, quien no tuvo el día. Al filo del tiempo reglamentario, el francés mandó a línea de fondo un remate que parecía gol seguro, pues tenía espacio de sobra. Era tan claro que ni Zidane se podía creer. Y ya dentro del descuento, el ariete colocó de cabeza un remate que se estrellaría en el poste, en buena parte por otra mano salvadora de Neto. Hasta 22 remates totales cayeron en saco roto.

Sin embargo, la última jugada tuvo protagonismo visitante: Zaza y Santi Mina se colocaron en solitario en área rival, y solo el cansancio del italiano impidió lo que habría sido una sorpresa. Clara muestra de que el Valencia ha cambiado por completo: ya no es el caos de la temporada pasada, y la llegada de Marcelino ha servido para que la entidad vuelva a ofrecer la imagen competitiva de la que históricamente ha hecho gala. Todo ello en menos de tres meses.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon