Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Medel, el Pitbull de La Roja

Goal.com Goal.com 25-06-2016

Gary Medel es un guerrero. Uno de esos jugadores fieros en la marca, que no se achican ante ningún rival y que, sin ser violento, es agresivo al momento de luchar por una pelota. Ese modo de jugar y su contextura física le dieron el apodo de Pitbull, raza de perros que también se caracteriza por su bravura.

El origen del carácter de Medel viene de sus inicios en el fútbol. Gary se crió en La Palmilla, una población humilde ubicada en la comuna de Conchalí. Ahí fue donde comenzó a vivir su amor por el fútbol y donde enfrentó a sus primeros rivales. Disfrutó de las canchas de tierra y amigos de barrio, del amor por la camiseta y del fútbol amateur, en donde de verdad se juegan la vida en cada choque.

Medel vistió en su infancia la camiseta del Club Deportivo Sabino Aguad y con esos colores tuvo sus experiencias más extremas antes de ser descubierto por el veedor de Universidad Católica, Alfonso Garcés.

En una entrevista realizada para el programa televisivo "Nacidos para ganar" de Canal 13 en 2010, Medel, quien por entonces jugaba en Boca, confesó desde su barrio que "hay más presión acá que en La Bombonera". Y agregó: "En el barrio se ve de todo. Una vez estábamos jugando y me pusieron tres pistolas en la cabeza".

Otro episodio al que sobrevivió el formado en la UC en su niñez fue uno que aconteció cuando solamente tenía 14 años. Según relata el libro "Simplemente Gary" de Cristián Arcos, Medel jugando por el Sabino Aguad fue apuntado con una revólver en su cabeza. Todo ocurrió cuando el central de La Roja pegó una fuerte patada a un rival, lo que generó la violenta reacción de un hincha del Inter de Paula, rival de turno.

Así lo cuenta Arcos en su libro: "De pronto, uno de los aficionados entró a la cancha a toda velocidad, sin que nadie pudiera detenerlo. Inesperadamente desenfundó un arma que ocultaba entre sus ropas y apuntó directo a Gary Medel".

Pero Medel lejos de achicarse, se mostró valiente y sin pensarlo le gritó a su agresor "¡dispárame, poh, huevón... Dale!". Pudo haber terminado de la peor forma, pero la rápida intervención de Marisol Soto salvó la vida de su retoño. A punta de garabatos y golpes, la madre del jugador, agarró al fanático y lo sacó de la cancha, rescatando a Gary de una fatal ejecución.

© Proporcionado por Goal.com

Esa experiencia explica algunas reacciones que ha tenido el Pitbull con jugadores como Marcelo Gallardo, Edinson Cavani y Andrés Iniesta. También ayudaron al jugador del Inter de Milán a formar el temple para medirse contra cualquier adversario y la garra para jugar lesionado por la Selección en el Mundial de Brasil 2014.

Por eso el pueblo chileno lo idolatra y se siente reflejado en él, porque reconoce su entrega y origen. Algo que él sabe, como contó después del partido ante Ecuador en Copa América 2015: "Creo que el cariño me lo he ganado gracias al esfuerzo dentro de la cancha. Es tratar de sobreponerme a lo que sea".

Más: Gary Medel y un viaje lleno de ilusión | Gary Medel se luce en Copa América | La celebración de Chile en camarines | Chispeso: El billete de Gary Medel | Gary Medel provocó euforia de taxista en Chicago | Gary Medel: “Esta noche juego por ustedes”

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon