Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi y Suárez se lucen en el derbi catalán

logotipo de Goal.com Goal.com 18-12-2016
© Proporcionado por Goal.com

Barcelona superó con poca brillantez a Espanyol en el derbi catalán disputado en el Camp Nou. A pesar del 4-1, los pericos complicaron las cosas, hasta que Lionel Messi apareció con su magia y sentenció el encuentro.

Luis Enrique dejó fuera del once a Ivan Rakitic y de la convocatoria a André Gomes para buscar con Denis Suárez algo más de toque en la mitad de cancha. Por su parte, Quique Sánchez Flores la fortaleció con el músculo de Javi Fuego y Pape Diop, desplazando a Jurado a la banda. El dominio local chocaba contra el muro blanquiazul, así que Iniesta tuvo que cambiar el guión. Un pase de 50 metros del manchego y un control exquisíto de Luis Suárez rompieron el esquema perico y el 1-0 subió al marcador.

El tanto del uruguayo y la rigurosidad de Mateu Lahoz -sacó dos tarjetas algo discutibles en apenas diez minutos- mantuvieron al Espanyol a raya, pero Barcelona no lograba crear mucho peligro ante dos líneas juntas y con ayudas defensivas constantes. Con poco fútbol pero con la ventaja se fueron los azulgranas a los vestuarios, y una jugada desafortunada pareció cambiarlo todo: Diego López tuvo que retirarse por lesión, dejando su lugar a Roberto, que no tuvo unos minutos agradables.

Cansado del poco margen, Lionel Messi decidió romper el partido con dos jugadas imposibles. En el minuto 67, recibió en la frontal para zafarse de cuatro jugadores con facilidad pasmosa. Roberto evitó el gol del año pero Luis Suárez demostró su condición de cazagoles para completar su doblete. Apenas 60 segundos después, otro eslalom mágico del 10 acabó con la pelota en los pies de Jordi Alba, quien disparó cruzado para sentenciar el derbi.

El tanto de David López y el acecho de los blanquiazules en el tramo final dejaron claras algunas carencias de los blaugranas pero fueron insuficientes para que los visitantes hicieran sombra en el marcador. Pero Messi no podía acabar su noche sin un grito sagrado, y ya en el minuto 90 llegó el 4-1 del argentino, luego de una pared con Suárez. Victoria que sirve para colocarse a tres puntos del Real Madrid.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon