Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Palermo, Churín y Salom metieron a Unión en la Libertadores

logotipo de Goal.com Goal.com 18-12-2016

''Analizar no vale la pena, lo ganamos y conseguimos un objetivo importante''. Así comentó Diego Churín, el alma de una Unión Española que logró premio luego de un gran semestre: el argentino metió 13 tantos en el semestre y lideró a su equipo en la gran definición ante O'Higgins. Los rojos, directo a la Libertadores 2017. El equipo de Rancagua jugará la Sudamericana.

''Encontré un compromiso en el club. Los dos delanteros (Churín y Salom) tienen mucha capacidad de gol, tenemos dos seleccionados (Galdames y Pinares) y Diego (Sánchez) retomó la confianza. Estoy muy orgulloso'', deslizó Martín Palermo. ''Todos, desde el lugar que les tocó, hicieron todo para llevar al equipo al lugar donde está. Esto nos genera una expectativa aún más grande para el próximo año. Debemos exigirles más (a los jugadores)'', añadió el que fuera goleador en Boca.

© Proporcionado por Goal.com

El juego transcurrió mayoritariamente en el mediocampo, las acciones fueron trabadas y nadie quiso arriesgar de más. Churín puso el primero luego de una jugada notable de Carlos Salom en el área celeste. El formado en Independiente miró un rebote y luego remató de primera ante un adelantado Miguel Pinto, que solo alcanzó a rozar el balón.

A veinte minutos del término, el Capo logró la igualdad mediante Pedro Muñoz y la agonía se alargó hasta los penales, donde el golero Diego Sánchez se alzó como figura al contener los lanzamientos de Yerson Opazo y Cristián Insaurralde. ''Con Pato (Abbondanzieri) conversamos harto. Me ayudó mucho, me ha enseñado y tiene muchas vivencias'', deslizó el Mono luego de celebrar, junto a sus compañeros, eufóricamente y con banderas, junto a la Furia Roja.

El marcador quedó 4-2 a favor de Unión, merced a los disparos acertados de Diego Churín, Mario Larenas, César Pinares y al argentino-palestino Carlos Salom, que rompió el arco con rabia y revancha, la misma que sintió un equipo que peleó el Apertura y, por lo menos, se quedó con el premio de consuelo.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon