Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Peter Shilton: "Inglaterra y el país fueron estafados"

Goal.com Goal.com 31-05-2014 Goal.com
Photo © Proporcionado por Goal.com Photo

Peter Shilton es un sinónimo de la Selección de Inglaterra, con 125 partidos en el arco que lo transforman en el récord de presencias del equipo. Sin embargo, toda la vida cargará con la cruz del 22 de junio de 1986, cuando fue el espectador de lujo de dos goles inolvidables de Diego Maradona: La mano de Dios y cuando gambeteó a cinco rivales para el 2-0 en los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Y fue justamente el primero de ellos el eje de la entrevista brindada al sitio oficial de la FIFA, en donde afirmó que "Maradona simplemente se la jugó; sabía que no llegaba. En una situación así, todos se quedan mirando a los árbitros para que tomen la decisión correcta, que es simplemente un libre indirecto, y Argentina no pierde nada porque vuelve a tener a todos sus hombres detrás. Es una de esas situaciones en la que simplemente rezás que te concedan libre indirecto, sigas jugando y el resultado se mantenga en 0-0. Era el gol más importante del encuentro, hasta entonces estaba muy reñido".

Tajante con su postura, a casi 28 años de aquella tarde, aseguró que jamás dudó que fue ilícito: "yo iba a despejar el balón, porque Maradona estaba mejor para llegar", narró Shilton, para agregar que "el hecho de que no lo cabecease y lo metiese con la mano habla a las claras de que sabía que yo llegaba y simplemente se la jugó, como hace cualquier delantero. Creo que la selección de Inglaterra y el país en su conjunto fueron estafados en ese momento".

Lo que el tiempo aún no cura es la herida y el reproche hacia Diego, al sostener que "dejó un mal sabor de boca por la forma en la que manejó el asunto después del encuentro. Después del partido debía decir 'lo siento, me salí con la mía, el árbitro y el línea deberían haberlo visto”. Ése es el tema; Maradona nunca lo hizo. No fue hasta hace poco que admitió realmente haberlo metido con la mano. Son cosas que pasan; el árbitro falla y el asistente falla".

"No culpo a Maradona por hacerlo, porque Gary Lineker, que es uno de los jugadores más deportivos del mundo, dijo que él lo habría metido con la mano; es simplemente una de esas cosas que hacen los delanteros. Lo que sí me parece que deja un gusto amargo es su reacción después del encuentro", concluyó el arquero inglés.

Cuando llegó el momento de explicar el segundo, recordó que "nuestro equipo sufrió un verdadero bajón. Íbamos perdiendo 1-0 tras habernos hecho trampa con un gol que debería haber sido anulado. Mentalmente estábamos un poco hundidos, eso afectó negativamente en el segundo gol. Maradona arrancó corriendo desde la línea de mediocampo, pero ni siquiera debería haberle llegado el balón. Si no recuerdo mal, a Glenn Hoddle, uno de nuestros jugadores, le hizo falta un argentino por la cintura antes de caerle el balón a Maradona".

Y con pésima memoria, señaló que "en realidad no superó a demasiada gente. Se deshizo en el frente del área de Terry Fenwick, que tenía una amarilla, pero eso sí, su definición al final fue pura calidad, la que cabe esperar de un jugador de talla mundial".

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon