Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pogba se lució en la goleada de Manchester United

logotipo de Goal.com Goal.com 20-10-2016

El Teatro de los Sueños tuvo al fin una función a la altura de lo que se espera de Manchester United, deslucido y poco convincente en la mayoría de sus actuaciones en la temporada. Para los Red Devils fue el segundo éxito de aspecto contundente en la era Mourinho, luego del éxito alcanzado ante Leicester City por 4-1 en el marco de la Premier League. El resto de las presentaciones sólo llevó a los cuestionamientos y a poner en duda lo que el potencial del plantel y el entrenador de renombre podrían ofrecer.

En Old Trafford, la goleada por 4-1 conseguida este jueves por el United sobre Fenerbahçe le permite calmar las aguas, enviar un mensaje de tranquilidad a sus aficionados y enfocarse de manera más relajada en la UEFA Europa League, competencia en la que había iniciado con un tropiezo a manos de Feyenoord y en la cual apenas pudo derrotar 1-0 al modesto Zorya.

La primera media hora de partido en Inglaterra tuvo la posesión repartida y resultó carente de emociones. Hasta que dos infracciones que derivaron en penas máximas posibilitaron la apertura del marcador para el dueño de casa. A los 30', Simon Kjaer tomó de la camiseta a Juan Mata y fue Paul Pogba quien se encargó de cambiar el penal por gol. Dos minutos después, Sener Ozbayrakli derribó a Anthony Martial y el propio delantero galo de 20 años amplió desde los 12 pasos.

Previo a irse al descanso, el conjunto turco salió mal desde el fondo, Wayne Rooney tocó para Jesse Lingard y el inglés, de espaldas al arco, asistió atrás para Pogba, quien desde la medialuna remató a colocar, de derecha, para clavar al ángulo derecho un gol exquisito. La aparición que tanto se exigía y anhelaba del costoso futbolista francés se disfrutó al máximo.

© Proporcionado por Goal.com

Con el 3-0, los de Manchester respiraban tranquilos. No había presiones. Y se notó enseguida, al comienzo de la segunda mitad, cuando Pogba tocó para Lingard y éste tomó el balón desde afuera del área: con un derechazo cruzado venció al arquero Volkan Demirel.

El United creció en confianza, controló el partido y no pasó sobresaltos. De hecho, continuó generando situaciones, aunque no pudo extender la diferencia. Al encuentro le quedó el tanto de un ex Red Devil, el holandés Robin van Persie, quien recibió la asistencia de Emmanuel Emenike para empujar al gol.

Goleada del conjunto de José Mourinho, que lidera el grupo A con 6 unidades y en la misma línea de Feyenoord, que en Holanda superó por la mínima a Zorya con tanto de Nicolai Joergensen.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon