Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por qué el pase de Pogba es un insulto a la vida real

Goal.com Goal.com 11-08-2016

En la noche del lunes, Manchester United confirmó el acuerdo con Juventus por Paul Pogba por una suma de 105 € millones. Desde un costado futbolero y financiero, es posible que la cifra se termine por justificar. El francés es uno de los mejores mediocampistas del mundo y, con 23 años, tiene lo mejor por delante. Además, se trata de uno de los jugadores más populares y generará mucho en marketing y ventas de camisetas. Probablemente el equipo inglés pueda recuperar lo invertido sin ni siquiera la necesidad de que exista un trofeo de por medio.

Pero, desde un costado humano, es imposible defender el acuerdo, particularmente en los tiempos de hoy. Arsene Wenger tuvo razón cuando dijo que el pase de Pogba "es una completa locura si se lo compara con la vida normal". Con Gonzalo Higuaín, vendido a Juventus por algo más de 90 millones, pasa algo similar.

Es verdad: Juventus, PSG, Barcelona, Real Madrid y Manchester United lo pueden pagar, pero eso no quiere decir que el fútbol no se haya alejado de la realidad.

Vivimos en un mundo con demasiados problemas financieros e inestabilidad social. Grecia, por ejemplo, está en pleno colapso económico, con un desempelo del 25% y con la mitad de su pobación de entre 14 y 28 años sin empleo o educación. En Francia, el desempleo juvenil alcanza el 25% desde la crisis del 2008. Cuando Gran Bretaña le soltó la mano a la Unión Europea, la libra perdió el 12% de su valor. La pobreza aumentó y la tensión racial mucho más. Son números que representan a Europa, lo que solía ser el Continente de mejor pasar. No hace falta mencionar la desigualdad que sufren otros lugares.

En estos tiempos, parece difícil sentir algún tipo de identificación con los jugadores de fútbol de hoy.

© Proporcionado por Goal.com

El fútbol de hoy se trata de mercenarios, no de hombres pasionales. Pogba habló de "casa" y "familia" al llegar al United, pero la verdad es que dejó Juventus porque su agente lo quiso. Mino Raiola se quedó con 35 milllones por el negocio. El francés también se quedará con una pequeña fortuna.

Ya lo dijo Francesco Totti, héroe de Roma: "Los jugadores modernos son nómades. Siguen la plata, no su corazón. No hay atletas que sigan su corazón. El fútbol cambió: ahora, todo se trata del dinero. La gente va a la cancha a disfrutar y ver jugadores en acción. Esperanno ser traicionados por sus ídolos. Pero miren lo que pasó con Higuaín. Es un desastre".

La culpa, al fin y al cabo, es de los hinchas. Somos nosotros los que pagamos entradas carísimas, compramos packs de televisión satelital y adquirimos los nuevos productos de los clubes.

No hay dudas: hay un peligro real de que a menos que alguien haga algo, a menos que el poder lo empiecen a tener otros, el juego podría dejar de ser lo que es. A la gente, a nosotros, nos interesa mucho el fútbol. Pero, con este tipo de traspasos, muchos empiezan a dudar y pronto podrían pasar a ser indifirentes ante este deporte.

En los últimos tiempos, se vieron casos de hinchas que boicotearon algunos partidos importantes por los excesivos precios. De todas maneras, el cambio será real si todos se unen y demandan una reforma real. Si esta codicia se mantiene y no es controlada, sólo será una cuestión de tiempo.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon