Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pratto, el centrodelantero número 17 de la era post Batistuta y Crespo

Goal.com Goal.com 01-09-2016

A los 28 años, a Lucas Pratto le llegó la gran oportunidad de su vida. En su primera convocatoria a la Selección argentina, el delantero de Atlético Mineiro tendrá la chance de ser el centrodelantero titular del equipo en el partido frente a Uruguay, por la séptima fecha de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Un privilegio que, desde que ya no están Gabriel Batistuta y Hernán Crespo, solamente se repartieron entre siete hombres: Carlos Tevez, Diego Milito, Julio Cruz, Germán Denis, Sergio Agüero, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

Entre las Copas América de 1991 y 2007, la camiseta número 9 de la Selección argentina tuvo en Bati y Crespo dos dueños absolutos e incuestionables. El santafesino, máximo artillero de la historia albiceleste hasta que Lionel Messi lo superó unos meses atrás en Estados Unidos, fue el principal referente nacional del puesto en los últimos 25 años y -salvo cuando Daniel Passarella no lo utilizó durante las Eliminatorias para Francia 1998- el titular inamovible hasta su retiro tras el Mundial 2002. Valdanito, que durante largos años vivió a la sombra del hombre de Reconquista, heredó la camiseta y la responsabilidad goleadora y la sostuvo durante cinco años, hasta que finalizó su ciclo tras la derrota 3-0 contra Brasil en Venezuela.

Desde entonces, con el paso de los años -y una vez que quedó claro que Messi no sería "falso nueve" como en Barcelona- Agüero e Higuaín se establecieron definitivamente como las dos principales opciones para el centro del ataque, sin importar los cambios de entrenadores, y se turnaron para ser la punta de lanza del combinado nacional (y en muchas ocasiones, también, compartieron la titularidad): en total, el Kun, que debutó en el combinado nacional en 2006, suma 77 encuentros con la camiseta albiceleste y el Pipita, que hizo su estreno en 2009, 63.

© Proporcionado por Goal.com

Por eso, en todo este tiempo, fueron muy pocos los que tuvieron la chance de mostrarse de entrada como para lograr posicionarse como alternativas. Y eso que, en total, otros 14 centrodelanteros distintos fueron convocados y sumaron al menos un minuto de juego desde la Copa América 2007.

Después de Agüero e Higuaín, el que más tiempo estuvo como una fija fue Tevez, por más que sus características no son las de una referencia de área. El Apache, que ya era una fija en la Selección desde antes, fue el dueño del puesto desde el retiro de Crespo y hasta que apareció el Pipita. Luego pasó a jugar como un segundo punta, hasta que llegó su proscripción futbolística por parte de Alejandro Sabella y su regreso a cuentagotas con Gerardo Martino: en total, en estos nueve años, Carlitos jugó 41 partidos y marcó seis goles.

Para encontrar otro nombre que haya tenido cierta continuidad hay que remontarse a Diego Milito: el Príncipe fue tenido en cuenta durante todo el ciclo que llevó al Mundial 2010 (tanto por Alfio Basile como por Diego Maradona), estuvo entre los 23 que viajaron a Sudáfrica y participó en total en 12 encuentros tras el retiro de Crespo, aunque solamente fue titular en seis partidos y nunca jugó los 90 minutos completos. Los demás 12 atacantes sólo fueron convocados de manera circunstancial y ninguno llegó a acumular siquiera media docena de apariciones.

Los únicos dos que lograron ser titulares en alguna ocasión fueron Cruz y Denis. El Jardinero disputó cinco encuentros, todos en 2008 bajo el mando del Coco y jugó de entrada en cuatro oportunidades, dos de las cuales fueron por los puntos: en sendos empates contra Brasil y Ecuador en las Eliminatorias para Sudáfrica. El Tanque, por su parte, también acumuló cinco presencias entre 2007 y 2008 (cuatro con Basile y una con Maradona), pero solamente una vez partió entre los 11, en un 0-0 amistoso frente a Belarús, el 20 de agosto de 2008.

En tanto, también fueron sólo dos los que pudieron gritar algún gol: Martín Palermo y Lisandro López. El Loco jugó apenas cuatro partidos entre 2008 y 2010 con Maradona, pero marcó dos tantos inolvidables frente a Perú, por las Eliminatorias, y contra Grecia, en el Mundial. Licha, en tanto, sólo tuvo la posibilidad de jugar cinco encuentros entre 2008 y 2009 y en todos ingresó desde el banco, pero pudo dejar su sello en el resultado en un triunfo 3-2 sobre Rusia en un amistoso con el Diez en el banco.

De los restantes, por orden cronológico, el más lejano en el tiempo es Javier Saviola, quien luego de su muy buen nivel en Alemania 2006, parecía ser el heredero natural de Crespo. Sin embargo, sus malas decisiones a la hora de los mercados de pases, lo sacaron de la consideración: ya sin Valdanito en el combinado nacional, el Conejo apenas acumuló tres partidos en la Selección, todos en 2007. Luego estuvo Fernando Cavenaghi, con cuatro presencias, todas desde el banco, en 2008.

Lo de Gonzalo Bergessio y José Sand fue simultáneo y efímero: ambos ingresaron desde el banco en la derrota 1-0 contra Chile el 15 de octubre de 2008 que marcó el final del ciclo Basile. Pepe, que sólo jugó 8 minutos en aquel partido, no volvió a ser convocado, mientras que Lavandina tuvo su chance con Maradona en una derrota 2-0 contra Ecuador por las Eliminatorias antes de desaparecer del mapa.

Más cerca en el tiempo, Alejandro Sabella intentó encontrar una torre de área que le diera alternativas en caso de necesidad y, por eso, probó distintas alternativas: Hernán Barcos ingresó en dos partidos por Eliminatorias en 2012, Franco Di Santo tuvo tres presencias entre 2012 y 2013 (una por Eliminatorias) y Mauro Icardi jugó el que hasta ahora es su único partido en la Selección en la última fecha del camino a Brasil 2014, contra Uruguay. Tanto Barcos como anteriormente Palermo, Bergessio y Sand también formaron parte de las distintas selecciones locales, pero esas convocatorias no se tienen en cuenta para este repaso, así como tampoco las de la gira con un combinado Sub-25 que armó Sergio Batista en 2011.

Luego de los tres citados de Sabella, Martino solamente hizo debutar a un centrodelantero durante los dos años que duró su ciclo: Paulo Dybala hizo su presentación en la segunda fecha del camino rumbo a Rusia y hasta ahora suma tres partidos. Casualmente, el cordobés, al igual que Pratto, también tendrá su estreno desde el arranque contra la Celeste.

Con hombres tan afianzados como Agüero e Higuaín, el Oso tendrá que hacer muchos méritos para que su nombre no quede como una anécdota más en la historia de la Selección. Por las dudas, en las gateras espera Lucas Alario, otro que tampoco tiene ningún tipo de experiencia.

Más: Argentina se mide ante el líder, Uruguay, con el debut de Bauza | GALERÍA: Las mujeres más lindas de las Eliminatorias sudamericanas | Los diez máximos goleadores de la Selección de Uruguay | Tacuara Cardozo será compañero del Chori y Cambiasso en Olympiacos

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon