Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pratto, el hombre que fue Higuaín

Goal.com Goal.com 14-11-2016

Las razones para estar dentro de la cancha son grandes y Lucas Pratto peleó, sin mentir sus armas, para volverse el centrodelantero de un país al que le pagan fortunas en el mundo por los goles. Unos 95 millones por un lado, otros contratos por encima de los cinco millones de euros por año, otros los laures de lo que todavía no tuvieron: después, está Pratto. Que se ganó la vida deambulando hasta por el fútbol de Noruega y por el oficio de patovicas en un salón de fiestas. Su talento ni siquiera está en la técnica porque mira, imagina lo que hará Lionel Messi y tiene la suerte de que el 10 anda afilado y le pone la redonda en la sien y él grita. Argentina grita y el Oso, en el calor sanjuanino, saca diferencia.

© Proporcionado por Goal.com

Pratto aparece funcional al juego. Descaga cuando hace falta para que Ever Banega o Lionel Messi lo encuentren. Hacia afuera, los laterales reciben pelotas o Ángel Di María impone su tranco para usar el espacio. El centrodelantero, aunque no tenga la técnica del 10, participa del juego mucho más que de empujarla entonces tiran bochazos y él empuja a los centrales y consigue grandes faltas.

El Oso se gana el lugar. Gonzalo Higuaín va al banco de suplentes por tantas cosas que no salen y él florece. Los carteles de las revistas no lo tienen delante de todo, pero aunque tenga una joroba él se gana el lugar: un gol contra Venezuela, otro contra Colombia, y ahora quién lo saca.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon