Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Reconstrucción y objetivos cumplidos: el 2016 de River

logotipo de Goal.com Goal.com 23-12-2016

Luego de la final del Mundial de Clubes ante Barcelona, en River tenían asumido que se venía un año distinto; complejo por la inevitable reconstrucción del plantel, pero con mucha competencia por delante que no podía esperar. Pese a no encontrar regularidad en el juego ni en los resultados, y a sufrir demasiado con las lesiones, el equipo de Marcelo Gallardo demostró estar a la altura de las circunstancias y cumplió casi todos sus objetivos de 2016.

© Proporcionado por Goal.com

En mayo se produjo la desilusión más grande para los hinchas en los últimos doce meses: la temprana eliminación de la Copa Libertadores. Con Andrés D’Alessandro y Nacho Fernández como caras nuevas, pero ya sin Matías Kranevitter ni Carlos Sánchez, entre otras bajas, la defensa del título más importante del continente se frenó sorpresivamente en octavos de final ante Independiente del Valle.

Con la atención puesta en la Copa durante ese primer semestre, el Millonario terminó aquel Campeonato corto en el noveno puesto –de 15 equipos- de la Zona 1 que ganó San Lorenzo. En ese torneo, además, empató sin goles los dos Superclásicos.

En el receso de mitad de año, el plantel se siguió desarmando con las bajas de Marcelo Barovero, Gabriel Mercado y Emanuel Mammana. De los que llegaron, sólo Jorge Moreira y Arturo Mina pudieron participar de los partidos contra Santa Fe (0-0 en Colombia y 2-1 en el Monumental) por la Recopa Sudamericana, la quinta estrella internacional de la era Gallardo y el primer título del año.

Nuevamente, el Campeonato doméstico no fue la prioridad. De hecho, perdió frente a Boca como local y, de cara a la segunda parte del torneo –que se jugará en 2017-, quedó séptimo, a nueve unidades de la punta.

Pero cumplió su principal meta del semestre: por primera vez en su historia, levantó la Copa Argentina -tras ganar los seis partidos que jugó- y logró la ansiada clasificación a la próxima Copa Libertadores, además de tener la chance de enfrentarse al último campeón local, Lanús, en febrero, por la Supercopa Argentina.

Así fue el año de River. Un 2016 en el que Gallardo no pudo terminar de restaurar futbolísticamente a su equipo como lo había planeado, pero que fue suficiente para sumar dos nuevos éxitos a las vitrinas y para convencer al DT que debía quedarse “para redoblar apuestas”, como él mismo anunció.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon