Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Santa Fe y su particular gusto por futbolistas indisciplinados

logotipo de Goal.com Goal.com 30-12-2016

Independiente Santa Fe se arma con todo para la temporada 2017 en la que espera defender el título del rentado colombiano y además tendrá el reto de hacer una buena presentación en la Copa Libertadores.

Ya son varios los jugadores que ha incorporado el conjunto cardenal para el próximo año, entre los que se destaca el nombre de Johan Arango, un talentoso jugador, de excelente pie, desborde y olfato goleador, pero que tiene una debilidad particular por el alcohol. No hace mucho salió por la puerta de atrás del DIM.

© Proporcionado por Goal.com

No es la primera vez que Santa Fe incorpora en sus filas a jugadores con pasado complicado; lo mejor de todo es que los ha “rehabilitado” y sacado bastante rédito.

Wilder Medina llegó a Santa Fe como uno de los grandes goleadores de la Liga, pero con antecedentes de drogadicción; fue suspendido tres meses por un positivo de marihuana. El club pagó por su rehabilitación en un centro ubicado en Subachoque y luego Medina se convirtió en un referente del ataque Cardenal, con que fue goleador dos veces del FPC y ganó la Superliga 2013.

Otro caso exitoso fue el de Daniel Torres, uno de los mejores volantes cardenales de los últimos años. El nacido en Cáqueza contó que se “tomaba dos botellas de whisky por noche” y se iba a entrenar como si nada. Así y todo tuvo un buen paso por Santa Fe y Nacional le puso el ojo, pero fue borrado rápidamente de la plantilla por sus problemas con el alcohol. César Pastrana lo trajo de nuevo a Bogotá, ayudó con su rehabilitación y Torres se convirtió en el gran jugador que hoy es.

La cereza del pastel la puso Santa Fe con Luis Quiñones, un jugador que tenía antecedentes de alcoholismo e incluso de haber intentado pegar a Pachequito, entonces asistente técnico del Junior. Poco le importó a los Cardenales para ficharlo a pesar de las críticas. En principio se portó juicioso y brilló, pero con el pasar del tiempo volvió a sus viejas andanzas y el profe Costas terminó por sacarlo del club.

¿Será que Arango se portará bien en Bogotá?

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon