Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un factor que preocupa a Chile y Colombia

Goal.com Goal.com 22-06-2016
© Proporcionado por Goal.com

El campo de juego del Soldier Field, donde Chile y Colombia jugarán la otra semifinal de la Copa América, es un billar. El pasto luce bien corto y brilla. Tiene un cuidado obsesivo. En un par de horas en las que los periodistas cubrieron las conferencias de prensa de La Roja y la Tricolor, se pudo observar el trabajo que lleva mantener un césped de tanta calidad. El estadio en el que es local Chicago Bears tiene hasta un sistema para que se derrita la nieve durante el invierno, como para que las multitudes no se pierdan ni un partido de su amada NFL.

Por eso, nadie estaría preocupado ante una posible lluvia. Ni siquiera ante un diluvio universal. La cancha drenaría y ni siquiera debería acumularse al agua. Pero la cuestión pinta algo más complicada. Según los pronósticos de todos los sitios especializados, se espera una tormenta eléctrica a las 20 de Chicago, justo una hora después del inicio del partido.

Hace varios días que el calor es infernal (el lunes hubo una máxima de 33° grados). Fue la razón por la que las Selecciones se entrenaron o muy temprano, alrededor de las 9, o más bien tarde, cerca de las 18.

En un principio, la organización no piensa arriesgar. Si hay tormenta eléctrica, será difícil sostener el evento, por más complicaciones que traiga (el encuentro debería pasar a jugarse el jueves a la tarde, hora local).

Hasta Pizzi, el entrenador de la Selección chilena, se refirió al respecto. "El partido se puede dar diferente si hay una situación climatológica complicada. Creemos que tenemos que atender esta situación. Pero los meteorólogos suelen fallar también, eh", dijo.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon