Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo superar la desigualdad en Chile?

logotipo de Pulso Pulso 14-12-2016 Paula Núñez

La desigualdad de ingresos aumentó un 11% en los países en desarrollo entre 1990 y 2010, de acuerdo a cifras de la ONU. El organismo plantea que la gran mayoría de los hogares en los países en desarrollo (que representan más del 75% de la población) se encuentran hoy en día en sociedades donde los ingresos se distribuyen de manera mucho más desigual que en los años ‘90. Prueba de ello es nuestro país, donde organismos como la OCDE y el Banco Mundial coinciden en que Chile es como uno de los lugares con mayor brecha. 

Y uno de los objetivos más importantes entre los ODS definidos el año pasado por la ONU está “reducir la desigualdad en y entre los países”. Para ello, se plantea como parte de las metas mantener el crecimiento de los ingresos del 40% más pobre de la población a una tasa superior a la media nacional además de potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza u otra condición.

De acuerdo al último reporte de la OCDE, que mide la diferencia entre aquellos con mayor y menor ingreso a través del índice de Gini, Chile se mantiene como el más desigual, con un puntaje de 0,465. Lo sigue México y Estados Unidos con 0,459 y 0,394 respectivamente. Este índice refleja que los ingresos del 10% más rico en Chile son 26 veces más altos que los del 10% más pobre. “Éste es uno de los desafíos más importantes como país porque toca de manera directa el desarrollo social de las familias en Chile. Además, hay una relación clara entre este tipo de brecha y el crecimiento al que aspiramos”, señala Alex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad y Gestión Estratégica de Recursos (Cisger) de la UDD.

De acuerdo al análisis que hace el organismo a raíz de los resultados del Índice de Gini, la desigualdad tiene un efecto negativo sobre el crecimiento económico porque ésta tiende a provocar disminución de inversión ligada a la educación de las personas más vulnerables y obstaculiza la movilidad. 

Una de las claves tendría que ver con la formalización del empleo. Al estar regulado éste no puede ser pagado bajo los límites que establece la ley ($257.500 hasta el 31 de diciembre de este año). Sin embargo, los trabajadores informales aún representan cerca del 20% del empleo en Chile, siendo sinónimo además de menor desarrollo de carrera y exclusión del sistema de protección social.

Sin embargo, Claudio Sapelli, director del Instituto de Economía de la Universidad Católica y doctor en Economía de la Universidad de Chicago ha enfatizado que entre 2000 y 2015 ha habido una caída importante en términos históricos en el índice Gini. “Hay pocas experiencias en el mundo de bajar en un porcentaje tan alto, cerca de 15% en un período de 15 años, ya que estos índices se mueven muy lentamente. [...] Un cambio como éste en un período relativamente corto es un cambio muy importante, señaló en una reciente entrevista con PULSO. 

Si bien la desigualdad de ingresos es una de las que golpea más fuerte al país, hay otro tipo de desigualdades que muestran que aún queda un largo camino por recorrer, como ocurre con la brecha de género, teniendo apenas un 5% de mujeres en los directorios. “Para superar la pobreza, la clave está en fortalecer el trabajo femenino remunerado. Si la tasa de empleo de las mujeres en cada decil fuera igual al de los hombres, el aumento de ingresos autónomos por hogar sería significativo, especialmente en los grupos más vulnerables. El alza llegaría al 35% en el primer decil; al 24% en el segundo decil; y sobre el 10% en todos los demás deciles, con lo cual el índice Gini disminuiría en dos puntos”, cuenta Francisca Jünemann, cofundadora de la Fundación Chile Mujeres.

La participación de las mujeres ha aumentado en el mundo laboral (es de un 38%), pero hay grandes desafíos. Uno de ellos tiene que ver con la alta dirección. Según el International Business Report de Grant Thornton, Chile es el país de la región que posee más mujeres en estos puestos con un 25%.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon