Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Conviene comprar un auto con plan de renovación?

logotipo de La Tercera La Tercera 16-05-2016
© BMW

A la hora de comprar un vehículo, las automotoras, bancos e instituciones financieras ofrecen una serie de opciones para financiar este gasto. Una de estas son las que contemplan un plan de renovación, que permite al cliente sustituir el automóvil por uno nuevo en un plazo que va de los dos a tres años.

Desde Automóvil Club indicaron que esta fórmula funciona de la siguiente manera: “Es un sistema de crédito que puede ser a 24 o 36 meses y que permite a las personas renovar o comprar su vehículo cada dos o tres años. Este sistema de compra les entrega a los usuarios tres opciones: al momento de pagar las cuotas fijadas (24 o 36 meses), el conductor se puede quedar con el automóvil, pero debe pagar el 50% restante, hasta 24 meses o al contado. También, existe la posibilidad de que pueda devolver el auto y quedar sin deuda. Y, por último, la más utilizada, es dejar el auto en parte de pago, llevarse otro y pagar nuevamente las cuotas predeterminadas”.

Entre los beneficios que ofrecen quienes promocionan este sistema está que podrán acceder a vehículos de mayor precio y equipamiento, pagando una cuota mensual relativamente menor que las ofrecidas en un crédito tradicional. Eso sí, se plantean algunas condiciones, como que el vehículo no debe exceder determinado número de kilómetros anuales y que las revisiones y mantenciones sólo se deben hacer en los talleres autorizados por la marca del vehículo.

En una de las automotoras del mercado realizaron el siguiente ejercicio: si una persona desea adquirir un vehículo de $ 26.990.000 y pone un pie de $ 10.000.000 (el 37% del valor del vehículo), con la opción de renovación deberá pagar mensualmente, por dos años, $ 551.386, y al término del período queda un monto a cancelar de $ 12.217.363.

En ese momento, el cliente podrá pedir una cotización del vehículo y tomar alguno de los tres caminos: la renovación, la venta o bien quedarse con el automóvil. En esta última opción tiene que cancelar el monto final, que puede ser negociado con alguna institución financiera.

Siguiendo la vía del crédito automotriz tradicional, para una persona que desee adquirir un vehículo de $ 26.990.000 y pueda cancelar un pie de $ 10.000.000, si pide un préstamo a dos años, la cuota mensual sería cercana a los $ 943.700. A 36 meses, la cifra alcanzaría los $ 706.995 al mes y a cuatro años el monto mensual a pagar sería de $ 591.974.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon