Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cuánto dinero extra puedes ganar por aceptar un trabajo en un lugar peligroso?

logotipo de 24 Horas 24 Horas 20-04-2016
© 24 horas TVN

Deborah Manzoori dejó atrás una carrera como administradora de quiebras para seguir a su esposo, un ingeniero que diseña motores a reacción, en un traslado laboral a India por dos años.

Sin embargo, cuando la británica de 46 años aterrizó en Bangalore con su marido y su hija de nueve años, comprendió que no solo abandonaba su empleo, sino que estaba perdiendo independencia y, potencialmente, su sensación de seguridad.

La compañía de su esposo recomendó a la familia contratar un chofer personal, ya que conducir en Bangalore puede resultar peligroso. "Se conduce por la izquierda, pero en realidad es por la derecha, por el centro o por cualquier lado y en cualquier dirección", señala Manzoori.

"Además, en lugares de accidentes han ocurrido ataques contra ciudadanos occidentales… y las mujeres son particularmente vulnerables". Manzoori dice que no poder salir con el automóvil a cualquier hora puede ser frustrante.

"Tenemos que esperar por el conductor… todo tiene que ser planificado con antelación". Pago compensatorio Muchos expatriados que se trasladan por trabajo a países en desarrollo reciben paquetes de remuneración para compensarle por las diferencias o dificultades que pueden encontrar en los estilos de vida locales, ya sean físicas, psicológicas o financieras.

Las compañías suelen evitar términos como "prima por condiciones de vida difíciles", "plus de peligrosidad" o "complemento de peligrosidad", debido a que pueden ser considerados como connotaciones negativas o por tener ramificaciones legales.

Y algunos críticos de esa práctica cuestionan si colocar una cifra al peligro y la incomodidad es algo recomendable o incluso ético. Sin embargo, los expertos señalan que, para atraer a los trabajadores más talentosos a lugares difíciles y peligrosos, resulta necesaria.

Quienes soportan los desafíos potenciales del puesto, muchas veces terminan ganando hasta un 40% más que por un empleo similar en otra parte, señala un informe de la consultora internacional Mercer. Y

esa cifra puede ser incluso más alta en zonas de dificultad extrema. Mercer encontró que 73% de las empresas del todo el mundo no tienen límites en la cantidad de dinero ofrecida en remuneración por condiciones de vida difíciles.

Los empleados trasladados desde Europa son los que más probabilidad tienen de recibir una prima por condiciones de vida difíciles: el 90% de las empresas la paga en la mayoría de los casos, según el estudio.

Mientras tanto, sus contrapartes en América Latina son los que menos posibilidades tienen de recibirla, con apenas el 50% de las empresas abiertas a la idea de ofrecerla.

Etiquetas y factores No todas las primas por condiciones de vida difíciles o por peligrosidad están especificadas con esas palabras, pero en todo caso no son difíciles de detectar en los contratos.

El paquete de compensación ofrecido a los Manzooris incluyó ayuda para encontrar alojamiento en una comunidad cerrada, gastos escolares para enviar a su hija a un colegio internacional y el pago de un chofer personal.

Sin embargo, no hubo una mención explícita de la comunidad cerrada o al chofer como parte de un paquete por condiciones de vida difíciles. Aunque algunas agencias intergubernamentales y ONGs aún usan esos términos, incluyendo la ONU, muchas compañías privadas simplemente especifican el uso que se les da a las bonificaciones adicionales.

"Los gerentes de movilidad global pueden llamarlo como quieran", dice Sebastian Reiche, de la escuela de negocios IESE en Barcelona, España. "Pero esencialmente es una forma de hacer aceptable que tendrás que hacer ciertos sacrificios como parte de tu trabajo".

Y hay una variedad de factores que se toman en cuenta, desde los económicos (como inestabilidad regional, falta de servicios públicos y sanidad) hasta geográficos (como condiciones climáticas extremas, contaminación y lejanía) o culturales (como libertad personal restringida y tolerancia religiosa).

De la misma forma las compañías pueden suministrar pólizas de seguros adicionales para ocuparse de amenazas de seguridad, como secuestros, pandemias, terrorismo o disturbios sociales.

Según Slagin Parakatil, de la consultora Mercer, la lista de preocupaciones está constantemente cambiando. "En un caso como Brasil, donde la gente está preocupada por el virus Zika, las compañías muy probablemente colocarán algunas pólizas para repatriar a las mujeres que estén embarazadas".

Otros incentivos Según un informe de la consultora de recursos humanos ECA International, muchos empleados que experimentan condiciones de vida o de trabajo adversas –como quizás trabajar en un campo petrolero aislado o cerca de una zona de guerra–reciben una bonificación para disfrutar viajes de placer adicionales.

"Este tipo de viajes son más comunes entre empleados del sector del petróleo y el gas en (países como) Angola, Argelia, Pakistán, Irak, Nigeria e India donde entre el 40% y 50% de las compañías los ofrecen", señala James Davis, gerente de mercadeo internacional de ECA.

Y se ha reportado que Coca-Cola ofrece una "bonificación por dificultades ambientales" para los trabajadores que traslada a China. Esta vaga denominación aborda el grave problema de la contaminación en muchas ciudades chinas.

En julio de 2014 una portavoz de Coca-Cola fue citada por el diario australianoAustralian Financial Review señalando que el "competitivo paquete de movilidad incluye una bonificación ambiental para puestos en China".

El reportaje señaló, sin citar una fuente para la cifra, que el bono era de un 15% sobre el salario básico del empleado. La compañía declinó hacer comentarios al respecto.

En marzo de 2014 Panasonic, que emplea cerca de 70.000 personas en China, se convirtió en la primera empresa importante en anunciar un "complemento diferencial por estilo de vida", que incluyó una cobertura por la contaminación del aire.

Sin embargo, muchas compañías simplemente pagan por instalaciones de sistemas de purificación de aire y agua, según señala Parakatil. La mayoría se reservan los detalles de tales arreglos por temor de avergonzar al gobierno chino.

Dilema ético James Davis, sin embargo, cuestiona el hecho de tentar a la gente con paquetes de compensación. ECA Internacional no recomienda el uso de un "plus de peligrosidad" o una asignación similar.

"Desde un punto de vista ético… hay un conflicto moral de incentivar a la persona a asumir tareas peligrosas", señala. "En la parte legal al pagar explícitamente un 'plus de peligrosidad' estás reconociendo que lo estás haciendo".

Eso puede resultar problemático si alguien decide emprender acciones legales por un determinado incidente. Sin embargo, para muchos trabajadores en demanda los riesgos solo valen la pena si hay recompensas tangibles.

Más de 24 horas

image beaconimage beaconimage beacon