Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Fin del apetito por bonos? Mercado se vuelve vendedor

logotipo de Pulso Pulso 15-11-2016 Pulso

La renta fija ha sido este año lo que ha impulsado las ganancias de las corredoras de bolsa. No obstante, el apetito por los bonos parece estar llegando a su fin ,o al menos el ánimo se ha vueltomás vendedor. Desde Fynsa, señalan que en cuanto a los flujos,los fondos mutuos han registrado rescates por US$1275,9 millones en los primeros trece días de noviembre. El foco ha estado principalmente en los fondos en UF con desinversiones por US$996,8 millones, señala el operador de la mesa de dinero de Fynsa, Pablo Gallegos. 

Siguiendo una tendencia más moderada, el Fondo E de las AFP muestra traspasos menores, que alcanzan los US$351 millones. “Los fondos flexibles muestran rescates por US$271 millones y los nominales un rescate marginal de US$8,1 millones”, agrega el operador. Este escenario contrasta fuertemente con lo ocurrido en los meses anteriores, cuando los inversionistas mostraban un fuerte apetito y las emisiones escaseaban. “El escenario agresivamente vendedor se ha mantenido esta última semana, y en lo inmediato no vemos señales de demanda decidida, llamándonos la atención el acentuado rebote en las bases, que en los últimos siete días promedia 50 puntos base entre 2 y 10 años en la curva en UF, mientras que entre 20 y 30 años supera 30 puntos base”, detalla Gallegos. 

Según argumenta el operador de Fynsa, la dirección de los flujos institucionales de los fondos mutuos junto a los altos niveles que ha alcanzado el Treasury a 10 años luego del triunfo de Trump (que ha presionado fuertemente las bases locales al alza), ha configurado un escenario de venta transversal, que no discriminaría ni duración ni reajuste de papeles.  En ese sentido cree que existe “bastante irracionalidad” en el rebote que han anotado las tasas. “No descartamos estar próximos a un techo (soporte)”, indica, y explica que esto se dará en la medida que el mercado empiece a asumir de a poco un eventual recorte en la Tasa de Política Monetaria por parte del Banco Central. En este escenario, el mercado estará atento a la información que emita este jueves el Banco Central tras su Reunión de Política Monetaria.

Para el gerente de inversiones local de MCC, Sebastián Vives, entre octubre y lo que va de noviembre los bonos corporativos han experimentado un fuerte retroceso en el mercado local. En ese sentido, dice que no descarta “que las caídas puedan continuar debido a que los flujos han comenzado a salir de la deuda de mayor duración”. Sin embargo, no todas las proyecciones serían sombrías. “Consideramos atractivos los bonos corporativos con duración en torno a dos años dado que la inflación implícita se encuentra muy baja”, recomienda Vives.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon