Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué espera la OCDE de la relación SII-contribuyente?

logotipo de Pulso Pulso 04-01-2017

Con fecha 13 de diciembre de 2016, en entrevista con un medio escrito, el subdirector de fiscalización del SII, Víctor Villalón, defendió el proceso de fiscalización llevado adelante por la entidad en relación con contribuyentes y asesores tributarios, aduciendo que este se enmarca dentro de una iniciativa global de la OCDE que busca “identificar el rol de los intermediarios tributarios”.

El alcance de esta iniciativa está detallado en el documento “Study into the role of tax intermediaries”, publicado por la OCDE el año 2008, en el que si bien se reconoce que los intermediarios tributarios son vitales dentro del sistema, pues ayudan a los contribuyentes a entender y cumplir con sus obligaciones, se expresa preocupación por aquellos intermediarios que desarrollan y promueven planificaciones agresivas.

Esta misma preocupación ha planteado el director del SII, Fernando Barraza, en una entrevista de fecha 31 de diciembre de 2016, donde señala que el 14% de los contribuyentes busca pagar menos impuestos, siendo estos más preparados, informados y quienes planifican, agregando que es, en este tramo, donde puede haber elusión tributaria.

La solución que propone la OCDE para evitar la existencia de planificaciones agresivas es reconocer la relación tripartita, compuesta por la autoridad tributaria, los intermediarios tributarios y los contribuyentes, y en base a ella lograr una buena relación del SII con los contribuyentes.

La creación de esta confianza, según la OCDE, persigue que la planificación agresiva se torne menos atractiva para las empresas. Para mejorar esta relación, el documento señala que es necesario que la autoridad mejore: (i) su entendimiento del contribuyente, en base a un mayor conocimiento comercial; (ii) su imparcialidad, (iii) su proporcionalidad, (iv) su apertura, y (v) su capacidad de respuesta.

Sin embargo, el SII ha seguido parcialmente estas recomendaciones, por cuanto más que crear una relación de confianza y entendimiento, ha conminado a entregar información y presumido mal comportamiento de los contribuyentes, y frente a cualquier requerimiento, hace presente sus facultades sancionatorias. Entre las actuaciones más recientes que demuestran esta falta de sintonía con la OCDE se encuentran:

a)Requerimiento de factura, contrato e informes entregados por asesores a contribuyentes, requiriendo esto a ambas partes.

b)Invitación a charlas técnicas que finalizan con una encuesta sobre levantamiento de la “matriz de gestión de riesgo de los contribuyentes”, diseñada por el ex director Michel Jorratt, calificada por muchos contribuyentes como una “encerrona”.

c)Carta informativa enviada a empresas los últimos días de diciembre, conminándolas a declarar gastos rechazados, por tenencia de bienes raíces no agrícolas, que no se habrían declarado en el AT 2016. En muchos casos este supuesto gasto rechazado no existe.

La Reforma Tributaria ha entregado al SII un sinnúmero de facultades de fiscalización, respecto de las cuales su ejercicio debe ser criterioso y, por sobre todo, debe buscar el acercamiento del contribuyente a la autoridad, creando relaciones de confianza.

Sin embargo, para ello se requiere mayor inteligencia emocional de quienes están redactando estos requerimientos, a objeto de cumplir con las recomendaciones de la OCDE que tan seguido citan como antecedente de sus actuaciones.

*La autora es socia Recabarren y Asociados.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon