Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué están haciendo las principales capitales?

logotipo de Pulso Pulso 06-01-2017 Paula Namur

De acuerdo con un ranking de la consultora internacional Arcadis, que evalúa temas relacionados con planificación urbana, Santiago es la ciudad más sustentable de América Latina, ubicándose en el lugar 71 de un total de 100 ciudades. En la región, le siguen Sao Paulo (79), Buenos Aires (80) y Rio de Janeiro (82). Este ranking mide los tres pilares de la sostenibilidad (medioambiental, social y económico), dividido en planeta, personas y ganancias. De esas dimensiones, donde Santiago está mejor ubicado es en planeta (lugar 57), mientras en la dimensión de personas es donde está peor (lugar 85). 

En Chile, si bien hay pocos estudios, el ranking de smart cities de Funadción País Digital es la aproximación más reciente (2014). De acuerdo a ese informe, en el pilar de medioambiente, la ciudad con mayor puntaje es Puerto Montt, mientras en economía y sociedad, el líder es Santiago.

“A nivel nacional es evidente que todavía tenemos que avanzar un trecho importante para que nuestras ciudades alcancen estándares plausibles de sustentabilidad, no obstante Chile está dando algunos pasos importantes en esta materia, si nos comparamos con la realidad y precariedad de muchas ciudades y grandes capitales de Latinoamérica. Sin embargo, si observamos la tendencia de los países desarrollados, se nos hace evidente que estamos en una fase incipiente”, destaca María Isabel Muñoz, gerente de Asuntos Corporativos del Centro Vincular de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

A su juicio, la tendencia apuesta a la integración de las tres dimensiones de la sustentabilidad, para hacer ciudades más “vivibles”, con el desarrollo de una política pública de largo plazo que incluya arquitectura del futuro, conservación del patrimonio cultural, revitalización de vecindarios, uso eficiente de energía, administración inteligente de recursos hídricos, mejores sistemas de transporte y conectividad, sin descuidar aspectos climáticos y migratorios.

Las principales ciudades del país se han puesto manos a la obra para instalar la sustentabilidad en sus planes de acción. 

En Santiago, la Intendencia Metropolitana ha establecido una serie de ejes temáticos donde la sustentabilidad está presente. Santiago Resiliente busca coordinar los distintos estamentos que trabajan para evitar desastres o tener una mejor respuesta a ellos. Santiago Recicla es otro de los ejes, donde la Intendencia invertirá $2.800 millones para crear una red de 20 puntos limpios que comenzará a operar este año y que dará un nuevo aire al reciclaje en la ciudad. Paralelamente, combatirán los 70 vertederos ilegales y cerca de 700 basurales clandestinos que tiene la región. En tercer lugar está el plan Santiago Conectado, que busca aumentar y mejorar la calidad de las ciclovías existentes en la capital. Finalmente, está la red de parques urbanos y el programa Santiago Ciudad Inteligente, que apunta a mejoras en el funcionamiento de la ciudad.

En el Norte Chico, La Serena y Coquimbo son parte de un programa de ciudades emergentes y sostenibles (CES), impulsado por el actual intendente Claudio Ibáñez. Es un programa del Banco Interamericano del Desarrollo (BID) de asistencia técnica para ayudar a ciudades intermedias a identificar y priorizar los proyectos para mejorar su sostenibilidad urbana, ambiental y fiscal. El foco está en movilidad, gestión de residuos y salud, pero otros temas que deberán ser abordados en el plan de acción son segregación socio-espacial, gestión pública participativa, competitividad y seguridad pública. Este mes se dará a conocer el cronograma para la elaboración del plan de acción.

En Valparaíso existe el plan estratégico de desarrollo regional, que hace hincapié en las áreas de sustentabilidad. Para ello, aseguran desde la Intendencia, es indispensable el plan regulador intercomunal, en el cual está trabajando el gobierno regional. El plan regional se basa en 12 ejes, dada la diversidad social, económica y ambiental de la región. Entre los ejes está el problema de la escasez hídrica, movilidad, desplazamiento de bienes y personas, medioambiental, campamentos, entre otros. “Para ser sostenible, el Estado en alianza con el gobierno local de Valparaíso, las empresas, los expertos y la sociedad civil deberán asumir los desafíos de su crecimiento futuro, en razón de aspectos geográficos, sociales y ambientales, que consideren los riesgos naturales pero también los efectos antrópicos de sus comunidades”, asegura María Isabel Muñoz, del Centro Vincular, de la PUCV. 

En la región del Biobío, las distintas ciudades han trabajando con diferentes focos. En cuanto a accesibilidad, Concepción está avanzando con proyectos emblemáticos, como el “Parque Ecuador Inclusivo”, principal pulmón verde de la zona, que es accesible para todos. En Talcahuano, en tanto, se creó un proyecto habitacional en madera, que apunta a ser un barrio sustentable, con la utilización de huertos urbanos, tratamiento de aguas servidas y uso de pavimentos absorbentes para los suelos, que eviten inundaciones . “Dentro de las alternativas para afrontar de manera eficiente la gran demanda de viviendas se presenta la madera como material de construcción”, destacan desde la Intendencia del Biobío, que está desarrollando este proyecto en madera en el sector El Morro de Talcahuano.

En Chillán, el plan emblema de la intendencia corresponde al plan de descontaminación atmosférica de las comunas de Chillán y Chillán Viejo. Ambas comunas de Ñuble fueron declaradas zonas saturadas por material particulado respirable y por material particulado fino respirable. Por eso, el plan consiste en un reacondicionamiento térmico de viviendas que permita reducir la demanda energética por calefacción dentro del hogar, y sustituir los actuales sistemas de calefacción contaminantes por sistemas eficientes y con menores emisiones.

En la Araucanía, los planes de sustentabilidad apuntan a las características particulares de los habitantes. Así, por ejemplo, la secretaría regional ministerial de vivienda y urbanismo está trabajando en un plan especial de viviendas para 24 machis de la región, con características de accesibilidad especiales. Eso, además del combate a la contaminación en Temuco.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon