Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué piensan los inmigrantes en Chile sobre el país?

logotipo de Pulso Pulso 02-12-2016 Gladys Piérola

“Las personas más allá del lugar donde nacimos somos parte del lugar donde nos hacemos, donde hacemos nuestra familia, donde hacemos nuestra vida”. Con estas palabras el abogado peruano y presidente de la  Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile, Rodolfo Noriega, dio a la bienvenida el pasado 18 de junio a un grupo de extranjeros que participaron de un encuentro local autoconvocado en el marco del proceso constituyente.

“Cabildo de inmigrantes por una nueva constitución”, fue el nombre de la reunión que se realizó en la comuna de Quinta Normal y que registró la opinión de 18 inmigrantes según el acta oficial del encuentro.  “Lo que vamos a conversar hoy no es cualquier cosa, es conversar sobre la posibilidad de cambiar la Constitución de Chile. Cuando planteamos que la gente tiene derecho a vivir, tiene derecho a salir de su país y buscar una oportunidad en otro lugar”, enfatizó Noriega ese día ante el entusiasmo de ciudadanos peruanos, colombianos y dominicanos, entre otros.

Entre 23 abril y 28 de junio se realizó la primera parte de la etapa participativa del proceso constituyente, con 7.964 encuentros locales autoconvocados a lo largo del país. Un pequeño grupo de ellos, se concretó sólo con extranjeros. ¿Qué es lo que piensan estos inmigrantes sobre su futuro en Chile?

Ese sábado de junio en Quinta Normal,  la reunión se inició con la entrega de un documento que explicaba los deberes, derechos, instituciones y valores que debería tener una nueva carta fundamental.  Los acuerdos totales o parciales fueron aprobados a mano alzada.

¿Cuáles son los valores y principios más importantes que deben inspirar y dar sustento a la constitución? Los 18 participantes señalaron que bien común, ciudadanía, dignidad, igualdad, multiculturidad, pluralismo y solidaridad eran los temas más importantes. 

En el ítem sobre derechos, igualdad de acceso a la justicia y su debido proceso encabezó la lista. “Es esencial para garantizar un estado de derecho, como inmigrantes se nos niega el acceso a los procedimientos migratorios y sólo se nos permite ejercer de manera limitada recursos o ir a la justicia ordinaria”, dice el registro.

A eso se suma salud, educación, identidad cultural, derecho a migrar, igualdad y libertad de trabajo y salario equitativo. “Es fundamental garantizar igualdad real y ninguna forma de discriminación, ello es particularmente importante para el pueblo inmigrante ya que se le trata de manera desigual y no se le reconoce los mismos derechos, discriminación institucional que se reproduce en todo, hasta en la vida cotidiana”, dejaron escrito en el acta.

En cuanto a deberes y responsabilidades, respeto por la Constitución, respeto por el derecho  de otros, cumplimiento de los tratados internacionales, protección y promoción de los Derechos Humanos y responsabilidad fueron los conceptos que lograron consenso unánime. En especial, el que se refiere al ejercicio legítimo y no abusivo de los derechos. “Asumimos este deber, los inmigrantes somos personas que venimos a aportar al país y por eso necesitamos estar de manera regular”, indicaron en el documento. 

Dos semanas antes de que la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile realizara su encuentro local, en la comuna de Santiago, el 4 de junio se concretó otro cabildo de extranjeros. Organizados por el Servicio Jesuita a Migrantes, 11 ciudadanos de distintos países, principalmente latinoamericanos discutieron sobre las condiciones que debería mejorar una nueva Constitución. “Nos preocupamos del país y de sus instituciones (…) A las personas extranjeras residentes en Chile, estos procesos nos invitan a conocer más el país en el que vivimos”, plasmaron en el acta,  en el espacio dedicado a la memoria histórica.

A diferencia de lo discutido en la reunión de Quinta Normal, este grupo definió que democracia y Estado de derecho, fueran los valores y principios más importantes. Les sigue igualdad, inclusión, participación, interculturalidad  y justicia social. “El Estado debe asegurar el acceso equitativo y de derechos de todas las personas, independientemente de su procedencia”, escribieron en este último punto. 

En relación a los derechos, la nacionalidad, la integridad física, el derecho de asociación, la salud y la libertad de expresión, son los elegidos y coinciden con el otro encuentro, en el derecho a un trabajo con condiciones dignas.

En la actualidad, el proceso constituyente está en la fase de las bases ciudadanas. En enero, el Consejo de Observadores le entregará a la Presidenta Michelle Bachelet el documento final que resuma la etapa participativa y también qué se dijo en los encuentros locales, cabildos provinciales y  regionales.

En esa tarea, un grupo de observadores que trabaja con el ítem de “derechos” revisó junto a estudiantes de la U. de Chile, casi las 8 mil actas y en ellas encontraron 156 donde el tema de migración, ciudadanía y nacionalidad se priorizó como un ítem y se fundamentó ese acuerdo.  Es relevante constitucionalmente que se trate este tema y que la Constitución de alguna manera establezca convivencia con el creciente número de inmigrantes que llegan a Chile”, comentó el abogado y consejero, Francisco Soto.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon