Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quiénes conducen un Uber?

logotipo de Pulso Pulso 05-12-2016

La presencia de Uber en Chile no ha dejado de ser noticia, pues perturbó una parte del mercado laboral que tanto pasajeros como conductores nos habíamos acostumbrado a que fuese inmutable: un número definido de taxistas y ya. La revolución que causó Uber ha dado pie a que periodistas y curiosos se aventuren a tratar de entender quiénes son estas personas que manejan Ubers y qué es lo que hacían antes. El problema es que para ello usualmente recurren a contar historias particulares, que no dejan de ser casos puntuales, y al hablar de casos puntuales siempre va a haber un Juanito a quien lo llevó un PhD en Física y una Juanita a quien la llevó un Francisco vestido de Francisca.

Para hacer un buen análisis se necesitan estudios que consideren un gran número de historias –observaciones-, como es el caso del interesante trabajo del empleado de Uber Jonathan Hall y el economista Alan Krueger, quienes mediante datos de encuestas y de la misma compañía buscan entender ¿quién maneja un Uber y por qué?

De acuerdo con los datos, la gente maneja Ubers principalmente por la flexibilidad, los niveles de compensación y el hecho de que las ganancias por hora no varían mucho con el número de horas dedicadas. Adicionalmente, los conductores destacan como una de las razones el deseo de suavizar las fluctuaciones de sus ingresos.

¿Y quiénes conducen un Uber? En su mayoría gente que ya tenía un trabajo o que incluso siguió trabajando en el de manera paralela, lo que es posible gracias a la flexibilidad que permite. Esto hace sentido, pues muchos trabajadores tienen trabajos temporales o con intensidad variable, lo que les permite conducir un Uber pero no conseguirse otro trabajo, menos aún en países con hartas rigideces laborales como Chile. Más sorprendente aun, los investigadores encuentran que la composición de la fuerza laboral de Uber en Estados Unidos es muy parecida a la composición de la fuerza laboral del total de su economía y muy distinta a la de los taxistas. Es decir, Uber somos todos, al menos en potencia.

*El autor es investigador Clapes UC (@jtvalente).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon