Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Óscar Landerretche G.: "Esto no resiste más. La idea no era que Codelco lo manejara el ministro de Hacienda"

logotipo de Pulso Pulso 30-09-2016 Juan Pablo Palacios

“En 1997 me nombraron ministro de Energía, cinco días después de los cortes de luz por la sequía”. Con ese recuerdo, Óscar Landerretche Gacitúa hace hincapié en su experiencia para enfrentar situaciones complejas. Desde esa condición, el doctor en economía política de Oxford analiza el momento que vive su hijo Óscar Landerretche Moreno como presidente del directorio de Codelco, quien ha buscado un nivel adecuado de capitalización para la minera y sacarla de la crisis. El académico de la U. de Talca también analiza la coyuntura macro y los desafíos de política económica. 

¿Cree que hoy es el momento de que el BC baje la tasa de interés? 

-No es que tengamos tasas muy altas. Ahora que está bajando la inflación, empezando a entrar en el rango meta, no sería ilógico bajar la TPM. Porque si está bajando la inflación y se mantiene la tasa de interés, en la práctica lo que estoy haciendo es dejar que suba en términos reales la TPM. Hoy no es el momento que suba la tasa en términos reales. Esto más bien significa preservar la tasa que hemos tenido. Una política de bajas de tasa para reactivar la economía no creo que sea el elemento fundamental en las actuales condiciones del país. Lo que tenemos es una coyuntura nacional e internacional, donde las expectativas de los inversionistas se han tornado pesimistas y eso limita una parte muy importante de gasto. Acá hay elementos objetivos y subjetivos. Estamos en una crisis mundial no superada con una desaceleración de un socio comercial muy importante como China. En la parte subjetiva tenemos un sector empresarial poco acostumbrado a compartir los frutos del crecimiento con el resto de la población. Eso no es sostenible. El desarrollo tiene límites cuando se hace sobre la base de que unos pocos corran bien rápido. El desarrollo requiere que toda la población participe. La competitividad se logra con educación para todos y transporte adecuado. Eso cuesta, pero tiene efectos positivos.

¿En este contexto qué rol debe tener Hacienda?

-Tenemos una regla fiscal anticíclica. La pregunta es cuánto déficit vamos a mantener. Ya estamos gastando más de lo que recauda el Estado. Incrementar los indicadores de endeudamiento del país nos va a afectar negativamente, aumentando el riesgo soberano. Hay que aplicar la regla fiscal con la flexibilidad que hemos tenido. En la medida que mantengamos la regla fiscal podemos seguir gastando más de lo que tenemos, sin generar desconfianzas e incertidumbre.

¿Presidenciables como Lagos o Piñera ayudarían a recuperar el optimismo de los agentes? ¿Guillier da confianza?

-Trato de no pronunciarme sobre candidatos porque aún es prematuro. Tiendo a pensar que lo que tenemos que lograr para el próximo período es un conjunto de metas en un programa realizable. Ese programa va a tener que empezar por completar y perfeccionar la pega que se inició. La reforma educacional no va a poder ser terminada en este gobierno porque no están los recursos y se requiere mucho tiempo para que esto resulte. En ese caso habrá que corregir algunos aspectos. Lo que sí está claro es que aunque se tengan las ideas correctas, si no hay un liderazgo político adecuado, no las va a poder implementar. No me cabe duda que las personas mencionadas tienen la experiencia y el liderazgo. Pero el tema no es sólo eso. Hay que ver qué piensan hacer y la orientación de sus programas. 

¿Cómo ha visto a su hijo Óscar a cargo del directorio de Codelco?

-No hay duda que respaldo a mi hijo y estoy orgulloso de él. Creo que está dando una pelea dura en un momento duro. En el pasado tengo experiencia en que te nombren en una situación imposible y tengas que sacar adelante el tema. Es difícil su tarea porque en Codelco hay una acumulación de problemas. Uno de ellos es no reinvertir el porcentaje de utilidades que cualquier minera seria reinvierte. Siempre se traspasan recursos al Ministerio de Hacienda, que son para los fondos soberanos y se deja a Codelco en una situación complicada que obligó a elevar su endeudamiento. Cuando llega el momento en que no se pueden hacer los programas de expansión por la vía de más endeudamiento, justo en momentos en que fiscalmente no se puede devolver la mano, es complicado. Algunos tratan de decir que Codelco es una empresa que está en crisis y prácticamente quebrada. Hay que recordar que esta es la única empresa del mundo a la que se le quita el 10% del valor de sus ventas. Si eso no fuera así, las utilidades serían de más de US$1.000 millones al año. No podemos seguir comulgando con ruedas de carretas, o sea el tema de la Ley Reservada lo tenemos que resolver porque entre otras cosas es una forma poco transparente de financiar a las fuerzas armadas. Incluso las FF.AA. tienen fondos guardados porque no han sido capaces de gastarlos. Si queremos que las FF.AA. tengan un financiamiento de largo plazo resolvamos el tema en la ley de Presupuestos. Hay muchas cosas que tienen financiamiento plurianual. Reconozco que en el tiempo se ha acumulado un tema de sobredotación a través del tiempo en Codelco. Eso es un problema porque se generan intereses creados. Eso ha llevado a una reducción de personal, menos reajustes. Pero este proceso tiene que continuar. En algún momento el apoyo del movimiento sindical va a ser difícil. 

Respaldo lo que hacen en Codelco, pero acá hay una demostración más de que la política tiene una tendencia de corto plazo. Eso hace que cuando estamos en épocas de vacas gordas nos comemos las vacas y cuando llega el tiempo de vacas flacas, no tenemos nada. Esto no resiste más, no corresponde a la idea que hubo en la reforma al gobierno corporativo de Codelco. La idea no era que Codelco lo manejará el ministro de Hacienda. Antes había un consejo con los ministros. Hoy hay un directorio que tiene responsabilidades con la empresa. No puede ser que una empresa a la que uno le asigna responsabilidades se vea sujeta a decisiones de autoridades políticas respecto a si puede hacer lo que tiene que hacer. Por supuesto que la empresa tiene que reducir costos, pero tiene que tener un poco más de certezas en términos de cómo va a realizar sus planes de expansión.

¿Destaca el rol de Máximo Pacheco en la licitación eléctrica?

-No hay duda que es bueno tener energía más barata. También es bueno que esto sea consistente con una matriz más limpia. El ministro está haciendo un aporte importante, pero ha aprovechado oportunidades que había en el sector. Hay ministerios en los que se puede hacer eso. Hoy no es lo mismo ser ministro de Energía que de Transportes.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon