Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

�M�s expansivo o m�s restrictivo? el juicio de los expertos al perfil monetario de Mario Marcel

logotipo de Pulso Pulso 10-08-2016 Carlos Alonso

En diciembre próximo se termina el período de Rodrigo Vergara como presidente del Banco Central (BC). Si bien existe la posibilidad de que la Presidenta Michelle Bachelet lo mantenga en el cargo, también sobre la mesa de probabilidades está presente que eso no pase y nombre en el cargo a Mario Marcel, quien arribó al instituto emisor a fines del año pasado con el compromiso implícito de ser él quien ocupe la testera del ente rector. 

De ser así y considerando la experiencia académica y profesional de Marcel, existe la interrogante sobre si su visión será más dovish o hawkish. En términos monetarios, dovish significa que quienes dirigen o hacen las políticas monetarias, están más orientados hacia políticas expansivas con recortes de tasa de interés. En cambio, si es hawkish, la visión monetaria tiene un tono más restrictivo, es decir a un mayor aumento de tasas. 

Esa es la incógnita que se abre con la llegada de Marcel a la presidencia del ente rector, pues si bien el mandato legal para el BC es mantener la inflación en 3%, con un rango de tolerancia de entre 2% y 4%, hay distintas visiones de política monetaria para llegar a ese objetivo. Aunque todos los consejeros tiene el mismo peso a la hora de votar en las decisiones monetarias, el juicio que entrega el presidente del ente rector puede marcar el tono del debate en las reuniones ponderando de distinta manera las variables de actividad, mercado laboral, política fiscal e inflación para tomar la decisión. 

En este sentido, expertos mostraron posiciones encontradas sobre cuál es la visión monetaria de Marcel. 

Sergio Lehmann, economista jefe de BCI, aseveró que tal como lo establece la ley orgánica, el BC tiene sólo un objetivo: la estabilización de precios. No obstante, Lehmann añadió que “dentro del consejo siempre hay visiones que pueden ser un tanto diferentes en cuanto al movimiento de la tasa de interés para asegurar la convergencia de la inflación hacia la meta”. A la hora de calificar a Marcel, Lehmann lo sitúa con una visión más dovish, es decir, más proclive a tasas de interés más bajas. 

Felipe Alarcón, de Euroamerica coincidió con Lehmann, pues también ve a Marcel con una postura más dovish, debido a que su trayectoria está más ligada a la parte de política fiscal y empleo. “Un cambio que se podría dar con Marcel en la presidencia es que tratará de moderar la data dependencia de la política monetaria que ha sido la característica de Rodrigo Vergara, y por ello, lo veo con un perfil más cercano a lo que era José de Gregorio, fijando una trayectoria con mayor claridad de la política monetaria más allá de los datos coyunturales”. 

Una visión distinta entregó Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, quien sostuvo que más allá de la visión o formación que tenga un consejero en particular el mandato del BC es bien claro: controlar la inflación. Para Rojas, no existe mucha evidencia para calificar si Marcel es más dovish o hawkish, ya que su trayectoria no es monetaria. 

Mientras que Pablo Correa, economista y académico de la Universidad del Desarrollo (UDD), apuntó que una de las fortalezas y que puede marcar su sello como presidente del BC es precisamente que al tener una formación y trayectoria más fiscal su conocimiento trascienda lo monetario. “Tener a alguien con esta apertura de conocimiento agrega mucho valor al integrar la política monetaria a otras variables como la fiscal, por ello, será expansivo o contractivo dependiendo de la coyuntura y los objetivos del Banco Central, por lo que no creo que se vaya a plantear con postura preconcebida por ser más cercano a la política fiscal”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon