Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A una semana del triunfo de Trump, Chile es el país menos golpeado de la región

logotipo de Pulso Pulso 16-11-2016 Mariana Marusic

El escenario después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos cambió a nivel global. La promesa del nuevo mandatario de la principal potencia mundial, Donald Trump, es la de un programa que activará con fuerza el gasto público. ¿Cómo quedó el mundo post victoria del magnate republicano? Volátil y con costo de financiamiento más alto por el incremento de tasas a nivel mundial. En el lado de los perdedores, América Latina fue uno de los principales pero Chile resistió de mejor manera las turbulencias, lo que se reflejó en que los CDS (una forma de medir el riesgo soberano) aumentó marginalmente.

Quizás uno de los cambios más nítidos del mundo pre y post Trump es que las tasas de interés cortas y largas se empinaron tanto en Estados Unidos (37 puntos base de alza) como en Chile.La tasa de los BCU a 10 años subieron 35 puntos base, pasando de 1,32 antes de la elección a los 1,67 de ayer. En la curva nominal, en tanto, se observó aumento en 43 puntos base en la tasa da 10 años -desde 4,16% a 4,59%-. Rodrigo Ibáñez, subgerente de Estrategias de Inversión de Banchile Inversiones,  dijo sobre los bonos del Tesoro de EEUU que “necesitamos ver que en los próximos meses o semanas empiecen a generarse expectativas de mayor crecimiento y mayor inflación, o si no esas tasas se van a devolver, probablemente no a los niveles que tenían antes, no al 1,8%, pero sí algo más cercanos al 2% y 2,1%”. Para el subgerente de Estrategias de Inversión de Banchile Inversiones, el alza en estas tasas también se ha dado por la expectativa que ha generado en el mercado la Reserva Federal luego del triunfo del magnate republicano,  donde ahora el mercado apuesta por un aumento de tipos que podría ser algo más rápido.

Dado el repunte de las tasas (caída en el precio de los bonos), uno de los principales afectados fueron los fondos de pensiones más conservadores desde el 8 de noviembre hasta el 13 del mismo mes: el E perdió un 1,01% y el D un 1,16%.

Sin embargo, el fondo A fue el que mejor respondió, con un movimiento casi nulo. ¿La razón? Cómo se movieron el resto de los activos. Es que en acciones el claro ganador fue el mercado estadounidense, lo que se vio potenciado por el incremento del dólar a nivel global. Los sectores ganadores en el mundo bursátil norteamericano han sido aquellos que evidenciaron algo de relajo en las regulaciones tras el triunfo de Trump, y que se habían visto afectados por la administración Obama y los planes de Hillary Clinton. Así, resultaron triunfadores en el S&P 500 los sectores de Finanzas (10,13%), Industrial (4,95%), Energía (2,85%) y Salud (2,74%). “Dentro de los cíclicos yo diría que el financiero de todas formas ha sido el que más impulso ha tenido”, dice Ibáñez, y explica que esto se daría -junto con el aumento en las tasas largas- por las perspectivas de que se relajen las regulaciones que han afectado hasta el momento a la banca.

Por el contrario, los sectores que son más defensivos fueron los rezagados en EEUU, partiendo por el retroceso que anotó servicios básicos (-5,36%), productos de primera necesidad  (-3,96%), y Tecnología (-1,70%). En el caso del sector tecnológico, la baja ocurre por el proteccionismo que se espera en la dinastía Trump, explica Ibáñez, y detalla que esto golpearía al sector por el alza que experimentarían los costos de estos productos dado que muchos de ellos se producen fuera de EEUU.

Este mismo proteccionismo habría sido el que perjudicó a los mercados emergentes en su conjunto: fueron las monedas y bolsas las que salieron más resentidas. Además, los países emergentes anotaron una salida de flujos importantes, donde hubo una desinversión neta de US$2.641 millones en los ETF, con Chile reportando flujos negativos de US$9,22 millones. “En las últimas semanas hay datos que muestran que el mercado que más plata recibió, como flujo de fondo ETF, fue Estados Unidos, y se lo quitó a emerging markets”, dice Ibáñez. 

En el plano local, tras el alza de las tasas largas, el mercado no acudió a las acciones refugio como Aguas Andina o Parque Arauco, ejemplifica el responsable de Equity Research Santander GCB, Nicolás Schild. Más bien, “lo que vimos ahora fue al revés, como subió la tasa, fue una salida, una venta importante de todas las acciones altas en dividendos”, explica.

Por el lado de las monedas, además del peso mexicano, resultaron perjudicados también el peso brasileño (7,70%) y colombiano (5,38%), mientras que el vencedor fue el dólar. En el caso del peso chileno, no habría salido tan resentido apoyado en el alza del precio del cobre: se depreció un 3,44% frente al dólar. “Las señales para el peso chileno son mixtas, porque el escenario si bien es desfavorable en términos netos, el efecto es acotado para Chile, que enfrenta probablemente mejores términos de intercambio por la recuperación del cobre y eventualmente un impulso en materia comercial si Estados Unidos y su recuperación arrastra al resto del mundo”, comenta Aldo Lema, economista asociado del Grupo Security.

Esta alza del cobre no pasó inadvertida. Es más, Bloomberg calificó al metal rojo como la mejor materia prima de la apuesta de China por Trump: desde las elecciones la principal exportación del país suma ganancias de 8%. Para Ibáñez, la mayor sorpresa la anotaron el oro y la plata, donde los considerados activos refugio registran un retroceso de 3,96% y 7,06%, respectivamente, lo que se daría por el alza de las tasas de interés en EEUU.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon