Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abogados del SII en Tribunal Tributario Oriente tienen 5 veces más cargas que a nivel nacional

logotipo de Pulso Pulso 19-08-2016 Pierina Bertoni

Los Tribunales Tributarios Aduaneros (TTA), se crearon en el 2010 con el fin de ser organismos independientes de toda autoridad administrativa, algo diferente a como se llevaba hasta entonces la justicia tributaria, que estaba en manos del Servicio de Impuestos Internos (SII).

En la ley se establece que existirían 14 tribunales: 1 en cada capital regional, con la excepción de la Región Metropolitana que tendría un tribunal por cada oficina regional: Santiago Centro, Santiago Poniente, Santiago Sur, Santiago Norte y Santiago Oriente.

A la fecha, hay 2.600 causas vigentes entre todos los TTA, por $2,8 billones; concentrándose su gran mayoría en el tribunal de Santiago Oriente, que tiene 1.011 causas vigentes, por un total de $676.848 millones.

Por el otro lado, tribunales como el de Arica, tienen sólo 9 causas vigentes, y Copiapó tiene seis.

En tanto al analizar la cantidad de causas terminadas, a nivel nacional se han finalizado 3.292 juicios desde el inicio de los TTA en 2010; sin embargo, en el tribunal de Santiago Oriente sólo se han terminado 314 causas.

Cristhian Navarrete, secretario del Tribunal Oriente, explica que esto se debe a “el mayor número de causas, la mayor cuantía y la mayor complejidad” que tiene dicho tribunal.

Esto se da porque las grandes empresas se concentran en la zona oriente, y por lo mismo no sólo los montos son mayores, sino que al contar con estudios de abogados especialistas en planificaciones tributarias, la complejidad de los juicios es mayor.

Otra evidencia de la sobrecarga de este tribunal, es la cantidad de causas que lleva cada abogado del SII. Con las causas vigentes, el promedio nacional de juicios que tiene cada abogado del SII son 13,48; mientras que los abogados del TTA oriente, tienen en promedio 67,4 causas cada uno, lo que es 5 veces la media nacional.

Incluso los abogados que se enfocan en la Dirección de Grandes Contribuyentes (DGC), tienen un promedio de 45 causas, cifra menor a las del sector oriente.

Oscar Meriño, presidente de la Asociación de Magistrados de los TTA, expresó que “esa sobrecarga que se les da a los abogado del SII del Tribunal Oriente, se vería subsanada con el proyecto, porque lo que trae la iniciativa es una distribución igualitaria entre los cuatro tribunales de Santiago”.

En tanto, en relación al estado de los juicios, a nivel nacional 2.148 juicios se encuentran en primera instancia; 280 en la Corte de Apelaciones y 150 en la Corte Suprema.

Luis Seguel, integrante del comité de litigación tributaria del Instituto Chileno de Derecho Tributario, señala que “es trascendental una pronta aprobación del Proyecto de Ley para disminuir lo antes posible la carga de los Tribunales Tributarios y Aduaneros. También sería una señal notable la incorporación de la posibilidad de conciliar los juicios tributarios ya vigentes”.

Derechos Humanos Durante el 2014 fue precisamente la Corte Suprema quien dictaminó en contra del SII, por el caso de Industrias Molina, que demandaba al organismos por un juicio excesivamente largo que tuvo lugar en la antigua justicia tributaria.

El juicio comenzó en 1998, pero luego de los reclamos correspondientes y sólo contando el plazo desde que se interpuso un reclamo por casación en 2006, pasaron 6 años hasta que en 2012 se entregó una sentencia en primera instancia. Según el fallo de la Corte Suprema “este plazo excede con crecer el de precisión extraordinaria a que se refiere el inciso 2° del artículo 200 del Código Tributario” este aborda los lapsos máximos para fiscalizar y cobrar un impuesto adeudado . 

También la empresa acusaba no respetar el Pacto de San José de Costa Rica que plantea que toda persona tiene derecho a ser oída dentro de un plazo razonable.

Finalmente la Corte Suprema acogió el recurso pues “Industrial Molina Ltda. En su apelación contra la sentencia de primera instancia, que los jueces de segundo grado declarasen la prescripción de la acción de cobro del Fisco, tal solicitud debió ser acogida por los recurrido, y al no hacerlo, erróneamente han dejado de aplicar el artículo 5°, inciso 2° de la Constitución Política de la República y el artículo 8° N° 1° de la Convención Americana de Derechos Humanos”. Todo esto por no ser oídos dentro de un plazo razonable.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon