Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abstención llegó a histórico 65% y aumenta preocupación de la clase política

logotipo de Pulso Pulso 24-10-2016 Rodrigo Cárdenas

A pesar de los múltiples llamados a participar en los comicios municipales de ayer, la abstención llegó a un nivel récord.

Los datos conocidos anoche daban cuenta de una participación que llegaba al 35% del padrón electoral, es decir, la abstención alcanzaba el 65%. Esta cifra es la más alta registrada en una elección desde el plebiscito de 1988 y posterior retorno a la democracia, y se da en medio de la mala evaluación de la ciudadanía a la política y el error del padrón electoral.

Con las cifras preliminares entregadas anoche, se habría llegado a 4.933.000 votos, casi un millón menos que en la votación municipal de 2012 (cuando votaron 5,8 millones de personas). Esa fue la primera elección con voto voluntario.

Fue justamente este cambio en el sistema electoral el que nuevamente se tomó parte de la discusión durante toda la jornada de ayer, en la que comenzaron a surgir voces en que calificaban de “error” haber terminado con la obligatoriedad del sufragio.

Llamados

La jornada de ayer comenzó con la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, siendo la primera en votar en su mesa del Colegio Teresiano Enrique de Ossó de La Reina, portando una chapita de la campaña “Yo Voto”, y haciendo un llamado a ejercer el derecho a sufragio. “Lo importante ahora es que todos vayan a votar”, indicaba a primera hora la mandataria.

En la misma línea, el ex Presidente y actual “presidenciable” Ricardo Lagos indicó que “la democracia es compleja, pero todos tenemos que ayudar a mantenerla”, pidiendo que la gente se acerque a su lugar de votación.

El otro ex Presidente y también “presidenciable”, Sebastián Piñera, también realizó un llamado a primera hora de la mañana. “Quiero pedirles a mis compatriotas un favor muy profundo: que llamen a sus amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo, y pídanles que no se queden en sus casas, que vayan a votar”. 

Por su parte, el ex ministro del Interior Jorge Burgos afirmó que “todo esto tiene que ver con una mala decisión a mi juicio de toda la clase política, salvo algunos, entre los que me encuentro, que hace cinco años atrás dijimos que no al voto voluntario. Todo esto vino después”. Es más, el político decé planteó volver al voto obligatorio: “Yo incluso una vez presente un proyecto para recuperarlo. Se requiere un alto quórum, dos tercios. Altísimo, pero es una buena oportunidad de discutir ese tema de fondo con ocasión de la nueva Constitución”.

Durante la noche de ayer, y tras conocerse las cifras de participación, la Presidenta Bachelet indicó que “la fortaleza de nuestra democracia, que nos pertenece a todos, está afectada. Abordemos este tema sin miopía ni mezquindad”.

Mientras, Piñera agregó que “quiero tirar las orejas a quienes se quedaron en la casa y no participaron. Las democracias se fortalecen cuando la gente participa”.

Lagos, por su parte, puntualizó que “la elevada abstención es desafío para todos los que estamos en la actividad pública, de derecha, de centro, de izquierda, lo que fuere. Todos hemos sido castigados por esta abstención, no hemos sido capaces de capturar la imaginación de chilenos y chilenas”.

Otro elemento que habría incidido en la caída en el total de votos en la elección de ayer fue el problema en el padrón electoral, en el que, de acuerdo al propio Servel, cerca de 450 mil personas estaban inscritas por error en lugares distintos.

De hecho, la polémica por este error, que llevó a la presentación de una ley corta que finalmente fue retirada por el Gobierno, al no contar con los votos requeridos para su aprobación, jugó en contra de la campaña que se tenía prevista para atraer al electorado, la que fue reactivada con más fuerza recién los últimos días de la semana pasada.

Comparación mundial

La baja participación registrada en los comicios municipales chilenos de ayer está en línea con una tendencia mundial que va en la misma dirección.

De hecho, el estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) “Condicionantes de la participación electoral en Chile”, indica que “Chile es uno de los países que está en el grupo de países con la caída más abrupta en votación entre 1990 y 2014. Si se amplía el análisis a todos los países del mundo, la caída de 35 puntos en los niveles de participación de nuestro país es la cuarta caída más alta de todo el mundo, sólo superada por Madagascar, Gambia y Eslovaquia”. Y eso sin contar la elección de ayer.

El informe además señala que “no es posible atribuir los cambios en niveles de participación a una única variable institucional, ya sea la voluntariedad u obligatoriedad del voto, o bien, cualquier otro factor”.

La cifra de 35% de participación registrada ayer en Chile es de las más bajas a nivel global en los últimos dos años. De acuerdo con datos del International Institute for Democracy and Electoral Assistance, sólo Nigeria, Egipto, Costa de Marfil, Sudán, Zambia, Andorra, Haití y Omán, muestran números de participación menores a los chilenos entre 2015 y 2016.

Entre los países más desarrollados, hay que remontarse a las elecciones del Parlamento Europeo en Francia en 2014, para encontrar cifras similares a las chilenas (ahí hubo 38,8% de participación).

En la región, la elección presidencial argentina de 2015 registró 18,9% de abstención, mientras en Brasil la elección presidencial de 2014 totalizó 25,3%. En tanto, en las parlamentarias mexicanas de 2015, el 51,1% no concurrió a votar.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon