Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós 2016 / Bienvenido 2017

logotipo de Pulso Pulso 09-12-2016

Termina el 2016 con sorpresas positivas y negativas. En el lado positivo vemos como, a pesar de los riesgos macro y geopolíticos, gran parte de los activos riesgosos (acciones, renta fija corporativa, materias primas) están cerrando el año con ganancias importantes, incluso en algunos casos llegando a retornos de dobles dígitos. En el lado negativo vemos como la agenda política mundial se ha ido polarizando cada día más, generando así mayor incertidumbre respecto a que tan viable es continuar con la política de mayor integración y globalización de los últimos 30 a 40 años. 

A pesar de la incertidumbre política, estamos viendo un 2017 con mejores perspectivas para las acciones mundiales por sobre la renta fija. En el nuevo entorno mundial no todos los activos de una misma categoría van a tener retornos similares. Ya no es suficiente entender el ciclo económico desarrollado-emergente, es también necesario analizar el ciclo individual de cada país. Dentro de los países desarrollados vemos mejores perspectivas para las acciones americanas y japonesas. Creemos que el entorno es muy positivo para que las empresas en EEUU tengan la capacidad de generar crecimiento importante en sus utilidades, rompiendo así un ciclo recesivo de cinco trimestres consecutivos. En Japón, la depreciación del yen es un catalizador importante para las acciones niponas, eso sí, tomando la cobertura al USD. En acciones europeas seguimos estando más negativos ya que no vemos ni en el plano económico, financiero y político catalizadores positivos dentro de los próximos 6-12 meses. La historia de emergentes creemos que debería seguir mejorando a pesar de los riesgos de China y de un dólar más fuerte. Creemos que países y sectores ligados a materias primas se van a beneficiar de la nueva realidad político-económica que comienza una vez que Trump se instale en la casa blanca el próximo 20 de enero.

La gran lección que podemos sacar de este 2016 es que los mercados financieros, si bien pueden sobre reaccionar positiva o negativamente a ciertos eventos de corto plazo, en el mediano/largo plazo la racionalidad y fundamentos prevalecen por sobre la incertidumbre e irracionalidad de corto plazo. Esperemos que este 2017 esta racionalidad nos acompañe en el plano económico, financiero y político.

*El autor es gerente de inversiones internacional de MCC.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon