Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Agentes del mercado divididos ante próximo movimiento del Banco Central

logotipo de Pulso Pulso 13-09-2016 Carlos Alonso

En el Informe de Política Monetaria (IPoM) de septiembre, el Banco Central (BC) marcó una ruta para la trayectoria de la tasa de interés (TPM): mantención en 3,5% durante los próximos dos años. Pese a ese lineamiento, surgieron voces como la del ex presidente del ente rector, José de Gregorio que ve necesario un mayor estímulo monetario para apuntalar la economía y sugiere que baje dos veces la tasa de interés antes de fin de año. Aunque esta visión no es recogida por la mayoría del mercado, va creciendo el número de economistas que prevén que el próximo movimiento del instituto emisor será a la baja. 

Este escenario es ratificado por la Encuesta de Expectativas (EEE) del BC de septiembre, la que si bien en la mediana de sus respuestas muestra una mantención hasta en 17 meses, en el desglose va creciendo la opción de un recorte. 

Es así como para 11 meses más, un 29% espera que la TPM se ubique en 3% o 3,25%, mientras que el 16% prevé que se situaría en 3,75% o 4%. Para los próximos 17 meses, domina la opción de alza, ya que un 47% estima que fluctuará entre 3,75% a 4% y un 25% señala que la tasa de interés estará entre 3% a 3,25%. Ya para un plazo de 2 años, un 22% estima que la TPM se ubicará en 3% a 3,25%, y un 62% la ve sobre 3,5%. 

Cabe señalar que en la EEE de julio sólo un 8% creía que habría una reducción en la TPM en los siguientes 5 meses, y sólo 17% consideraba esta opción para los próximos 11 meses. En cambio, en esta encuesta el 25% vislumbra una baja en 5 meses.

JP Morgan, en tanto, espera que la TPM baje a 3,25% durante el primer trimestre de 2017, para mantenerse en ese nivel hasta fines de 2017. 

En cuanto a la inflación, la EEE apunta a que está bajo control, puesto que la sitúan en 3,4% para 2016 (3,5% en la medición de agosto) y 3% para el cierre del próximo año. 

Expertos

Los economistas señalaron que más allá de que la opción predominante sigue siendo una mantención prolongada y luego un alza, existe espacio para que las perspectivas de un recorte aumenten en los próximos meses. 

Alejandro Fernández, economista de Gemines consultores subrayó que esto se explica “porque la inflación está de nuevo dentro del rango meta del BC (2% y 4%) y porque la economía se ha deteriorado más de lo esperado, por lo tanto, para algunos eso justifica una política monetaria más expansiva”. Pero su escenario base es mantención prolongada y un alza hacia 2018. 

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica señaló que “aún está pendiente lo que haga la Reserva Federal (Fed). Vemos una alza en diciembre de la Fed y ahí hay que analizar cuál es el impacto en el dólar para evaluar si sigue manteniendo la TPM en 3,5% o bien la sube”. 

En ese sentido, para Ogaz la posibilidad de recortes ha ido ganando fuerza por la debilidad de la economía y porque las perspectivas apuntan a que irá convergiendo hacia 3%. 

Desde BBVA afirmaron que ello se refleja en que los encuestados que señalan que la TPM estará bajo 3,5% en un plazo de 6 a 11 meses pasó de 10% a 30%. “Esto lo tenemos incorporado ahora en nuestro escenario base, por que para acelerar la economía se necesita una política monetaria más expansiva de lo actual”, precisaron. 

Crecimiento

Las perspectivas para el Producto Interno Bruto (PIB), para 2016 y 2017 se mantuvieron en 1,6% y 2% respectivamente. Donde sí hubo un ajuste a la baja por segundo mes consecutivo fue en la proyección para 2018, puesto que pasó de 2,8% a 2,7%. 

Según los economistas este recorte obedece a que la inversión se mantiene alicaída y sin señales claras de una recuperación en el corto plazo y que el PIB potencial para 2017 también se ajustó a la baja de 3,6% a 3%, y a que las expectativas se mantienen en niveles pesimistas. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon