Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al menos 1 millón de personas se esperan mañana para la "toma de Caracas"

logotipo de Pulso Pulso 31-08-2016 Reuters

Decenas de miles de opositores venezolanos se preparan para participar este jueves 1 de septiembre en una multitudinaria marcha, convocada bajo el título la "toma de Caracas", para exigir celeridad en el proceso de convocatoria a un referéndum para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) asegura que el árbitro electoral está dilatando el procedimiento ya que, si se realiza después del 10 de enero de 2017 y Maduro es revocado, no se celebrarían nuevas elecciones y sería su vicepresidente el encargado de culminar su mandato hasta el 2019.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, dijo a principios de mes que la recolección de firmas necesarias para convocar al revocatorio sería a fines de octubre, lo que aleja la posibilidad de que la consulta se realice este año porque organizar el referéndum tomaría al menos tres meses.

"Esta toma no es un objetivo final sino el inicio de una nueva y definitiva fase", sostuvo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, al anunciar el martes que la oposición planea llenar tres arterias vitales de la capital.

© PULSO

"Esta no es una marcha cualquiera que terminaste y te vas para tu casa: de aquí vamos a salir con nuestra maquinaria partidista y social listos para derrotar al gobierno en la conquista del 20 por ciento", agregó en alusión al porcentaje requerido de votantes para convocar al revocatorio.

La oposición espera que pacíficamente al menos 1 millón de simpatizantes inunden las calles de Caracas entre las 8.00 hora local (1200 GMT) y las 14.00 horas. Desde principios del 2014, cuando se registró una ola de protestas que dejó 43 muertos, no ha logrado organizar marchas multitudinarias.

Un grupo de indígenas recorrió a pie los casi 800 kilómetros que separan Puerto Ayacucho de Caracas, a donde llegaron la madrugada del miércoles, tras sortear varios escollos impuestos por las fuerzas de seguridad. Asimismo un puñado de discapacitados llegó a la capital tras recorrer, en sus sillas de ruedas, unos 350 kilómetros desde la ciudad central de Barquisimeto.

Previendo manifestaciones violentas, el Gobierno reforzó las medidas de seguridad en las vías de acceso a Caracas y, en sus principales avenidas, se apostaban los equipos antimotines.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon