Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aleuy propone incluir sistema de evaluación en ley para destrabar autocultivo de cannabis

logotipo de Pulso Pulso 04-10-2016 Natalia Olivares

Con la presencia de los ministros Marcelo Díaz (Vocero) y Carmen Castillo (Salud) la comisión de Salud de la Cámara, presidida por el DC Víctor Torres, iniciará desde las 17:30 horas de hoy la votación en particular del proyecto que busca despenalizar el autocultivo de cannabis y expendio de marihuana medicinal, modificando la actual Ley 20.000.

Son 81 indicaciones las que se votarán durante esta jornada, entre las que se cuenta la del diputado José Antonio Kast para implementar, en máximo un año, el narcotest en nuestro país, y las impulsadas por el Ejecutivo que buscan reducir drásticamente la moción original.

La Moneda propone acotar el autocultivo en hogares de una sola planta de cannabis, y no seis como la moción original, y el porte de hasta dos gramos de marihuana, y no diez como se había establecido previamente en la redacción inicial del proyecto. Además, de una fórmula a la que se abrió ayer el propio Aleuy. 

Anticipando la defensa del Ejecutivo a su postura -sus indicaciones no logran respaldo transversal en la Nueva Mayoría- es que ayer el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, asistió a la comisión ad hoc y defendió el énfasis del Gobierno en la contención del micro y narcotráfico.

Según explicó el subsecretario, con las cifras que maneja el Gobierno, los consumidores “son personas que tienen una cantidad muy inferior a seis plantas habitualmente” y que el 50% de las denuncias que se hacen son en domicilios que tienen una planta. 

Por su parte, el jefe de la División de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, Eduardo Vergara, explicó que a juicio del Ejecutivo cuando se fijan “parámetros rígidos” respecto a gramos y plantas para diferenciar consumo, microtráfico y narcotráfico “aumentaron desproporcionadamente las detenciones y el encarcelamiento de personas que están erróneamente condenadas”. Aquello sucede en el caso de Brasil.

Consciente de los reparos de parlamentarios a los planteamientos del Gobierno, Aleuy terminó ayer su intervención abriendo la puerta a una fórmula intermedia: a que el Ejecutivo respalde, si se plantea en la redacción misma de la ley, de un mecanismo de evaluación en un plazo acotado de la implementación de la misma. “En eso el Ejecutivo está disponible”, afirmó la autoridad.

Luego vino el turno del fiscal Luis Toledo, quien actualmente es jefe de la unidad contra el tráfico ilícito de estupefacientes del Ministerio Público. Según transparentó Toledo, el ítem marihuana correspondió “al 64% del total de drogas incautadas por parte de la Fiscalía en 2015”, poniendo el foco en organizaciones y no consumidores. Reconoce que gran parte de ese 64% incluye organizaciones.

En esa línea, el fiscal aseguró que en lo que respecta a la determinación de la cantidad, cualquiera sea, es absolutamente arbitraria pese a que se base en indicadores. Y que en materia de política criminal, a su juicio establecer criterios de cantidad es algo “perverso”. 

“Basta para quien decida traficar o vender, ajustar sus dosis a la cantidad permitida para portar o cosechar”, explicó y agregó que “la manera en que la indicación del Ejecutivo está redactada es ambigua” porque el intérprete se ajustará a esos criterios. Por ejemplo se habla de droga incautada o dinero “al momento de la detención”, obviando las otras realidades.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon