Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alienación de Codelco

logotipo de Pulso Pulso 28-07-2016

Vamos a opinar como uno de los 17 millones y fracción de chilenos que somos “dueños” de Codelco, sin afectarnos por lo políticamente correcto o incorrecto.

En las últimas semanas han arreciado los comentarios, principalmente desde el interior de la empresa, trayendo a colación los problemas de estructura de capital que está evidenciando la corporación.  Para cualquier observador educado y objetivo resulta claro que los problemas se originan en que Codelco no es administrada primariamente como una empresa, sino como un vehículo de financiamiento para objetivos públicos, políticos y militares. Se ha invertido el orden, lo que debería ser una consecuencia (retiro de excedentes por parte del estado-propietario, desde una empresa rentable y bien administrada, para financiar objetivos sociales) se ha deformado en un objetivo alienante: sacar caja de Codelco a como de lugar, y después vemos como arreglamos la carga.

¿Qué sanos criterios de administración se han dejado de lado por causa de esta alienación?  Creemos que hay consenso y que llegó la hora de actuar:

1 Estrategia y visión en torno a la estructura de capital óptima de la empresa: esto debería traducirse en una política de dividendos clara y estable, teniendo a la vista objetivos de liquidez y cobertura de deuda, más allá de obligaciones y rigideces auto-impuestas y extemporáneas.

2 Aprovechamiento de las oportunidades que brinda el mercado de capitales: los privados son muy flexibles para hacer adquisiciones en tiempos de precios bajos y atraer inversionistas -mediante aumentos de capital- en tiempos de precios altos.  Codelco hasta ahora se limita a emitir bonos, que, aunque resuelven temporalmente el problema de liquidez, constituyen deuda y no capital.  Abrir hasta un 30% del capital (con los fondos de pensión como primera opción) no significaría perder el control por parte del Estado de Chile, sino más bien permitir mayor profundidad en sanas prácticas de administración, e incorporar una especie de auditoría de gestión por la llegada de nuevos directores con objetivos claros de rentabilidad y transparencia.

3 Falta de diligencia en términos de contrataciones, sueldos y beneficios, asesorías artificiales, y otras cargas que se le han hecho a Codelco, construyendo una estructura pesada, sin ninguna posibilidad de adaptarse a los tiempos negativos de los ciclos del cobre. 

El autor es director ejecutivo - Socio en Invector.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon