Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Anti-migrantes desplazan a partido de Merkel en su distrito electoral

logotipo de Pulso Pulso 05-09-2016 Cecilia Arroyo

El partido de principios anti-migrantes,  Alternativa para Alemania (AfD), superó por primera vez a al partido de la canciller alemana Angela Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), en las elecciones regionales en Mecklemburgo-Antepomerania, al noreste de Alemania. 

Se trata nada menos que del distrito electoral donde Merkel es diputada, y que hoy le quita el apoyo.

Según un sondeo de las cadenas públicas de televisión alemana, ARD y ZDF, los socialdemócratas (SPD), lograron un 30,4%, cifra que aunque es un 5,4% menor que hace cuatro años, fue destacada por el líder regional del SPD y primer ministro, Erwin Sellering, como un “resultado excelente”.

Le siguió el AfD (creado en 2013) con un 21% de los votos,  quedando en segundo lugar; mientras que la CDU pasó al tercero con 19,4%. 

Se trata del peor resultado histórico del partido de Merkel en el estado federado o “land” de Mecklemburgo-Antepomerania, y del cuarto revés electoral consecutivo desde marzo de este año. 

Tras la CDU se situaron los partidos, La Izquierda, con el 12,1% de los votos, y los Verdes con un acotado 5%.

Avance anti-migración.  De nada sirvió la campaña que dirigió Merkel a los 1,3 millones de electores en su distrito, pidiéndoles que votaran por la tolerancia y la solidaridad, contra el odio y el miedo. 

© PULSO

“Los votantes no la han escuchado porque ella dejó de escucharles”, declaró la líder de AfD, Frauke Petry, tras el triunfo de su partido. 

Incluso el vicesecretario del Partido Social demócrata,  Ralf Stegner, calificó  lo ocurrido como “una fuerte derrota política y personal de Merkel en su propia casa”. 

El secretario general de la CDU, Peter Tauber, reconoció también la caída como “amarga” y calificó la votación a favor de AfD de “protestataria”, en respuesta al  debate sobre los refugiados.

De esta manera, el partido Alternativa para Alemania ingresa triunfalmente en el parlamento regional, siendo la primera vez que participa en comicios en ese “land”.

En sólo tres años, la AfD se ha convertido en una opción política neonazi “aceptable” capaz de captar los votos que  Partido Nacional de Alemania (NPD) no ha podido lograr para alcanzar el  5% de votos mínimos requeridos para acceder al parlamento regional, donde ha estado durante los 10 últimos años. De este modo, el discurso anti-migración y xenófobo está asegurado hoy en el planteamiento populista de la derecha de la ADF, que no parece “tan terrible”, frente a la propaganda del miedo y del odio neonazi del NPD.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon