Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arrestan a ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, acusado de corrupción

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 Pulso

Eduardo Cunha, el ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil que impulsó el juicio político contra la destituida mandataria Dilma Rousseff, fue arrestado ayer por acusaciones de corrupción, informó la policía federal brasileña.

Cunha, otrora líder del grupo de los cristianos evangélicos en la Cámara de Diputados y que enfrenta cargos de corrupción y lavado de dinero, es acusado de cobrar al menos US$5 millones en sobornos vinculados a contratos para dos buques sonda construidos para la estatal Petrobras.

Leonardo Cavalcanti, portavoz de la policía federal, dijo que Cunha fue arrestado sin resistencia en la capital de Brasil, Brasilia. Además, iba a ser enviado ayer en la noche a Curitiba, al sur del país, donde enfrentará un juicio a cargo del juez anticorrupción Sergio Moro.

Posible obstrucción a la justicia

Los fiscales federales de Brasil dijeron en un comunicado enviado por correo electrónico que Moro aceptó su solicitud para ser arrestado “preventivamente”, debido a que “varios hechos muestran la voluntad de Eduardo Cunha de obstruir la investigación”.

Eso significa que el ex congresista podría quedar detenido por un período indefinido. Cunha ha afirmado en varias oportunidades que es inocente. No fue posible contactar inmediatamente a su abogado, quien estaba con él al momento del arresto.

La detención de Cunha es la última acción de alto perfil en la investigación de la trama de corrupción en Petrobras. Los fiscales dicen que las principales firmas constructoras y de ingeniería de Brasil pagaron miles de millones en sobornos a ejecutivos en la firma petrolera y a políticos a cambio de contratos hinchados.

Hasta la fecha, alrededor de 200 ejecutivos y ex políticos, incluyendo al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, han sido acusados en la investigación de Petrobras y 83 han sido encontrados culpables. Los fiscales buscan 38.000 millones de reales (US$12 millones) en daños de las compañías e individuos involucrados.

Dos fuentes cercanas a Temer dijeron a Reuters que la orden en el palacio presidencial es guardar silencio sobre el arresto de Cunha, sobre todo por la preocupación de que pueda convertirse en testigo del Estado e implicar a otros políticos de su Partido del Movimiento Democrático Brasileño, a quienes criticó por no defenderlo de las acusaciones que enfrenta.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon